la_region
Sábado 05 de Noviembre de 2016

Los episodios que generaron preocupación

El sábado 10 de septiembre, LaCapital publicó en su edición impresa una situación que impactó en la comunidad de Casilda: la divulgación en las redes sociales de imágenes de peleas pactadas y protagonizadas por chicas adolescentes que estudian en establecimientos secundarios.

El sábado 10 de septiembre, LaCapital publicó en su edición impresa una situación que impactó en la comunidad de Casilda: la divulgación en las redes sociales de imágenes de peleas pactadas y protagonizadas por chicas adolescentes que estudian en establecimientos secundarios.

Los videos filmados a través de celulares en los lugares acordados eran subidos a Facebook o enviados por WhastApp para visibilizar el suceso registrado a plena luz del día en la vía pública. Las peleas generalmente son pactadas a través de los mismos medios tecnológicos, en espacios públicos convertidos en escenarios de lucha callejera ante la mirada de otros adolescentes que, lejos de intervenir para que sus compañeras dejaran de golpearse, arengaban como si estuvieran en presencia de un espectáculo. Las imágenes eran tristes e impactaban por el grado de violencia.

Pocos días después, y luego de identificar a las adolescentes que habían protagonizado las peleas, la jueza Pecoraro adoptó una serie de medidas que sonaron innovadoras: les prohibió por un tiempo prudencial el acercamiento, las instó a distanciarse de los amigos que alentaron las grescas. Además, las jóvenes debieron comprometerse a esmerarse en sus estudios y a presentar en el mismo juzgado sus libretas de calificaciones, se les prohibió salir los fines de semana y se instó a los padres a mpedirles el uso de las computadoras para fines que no fueran educativos.

Comentarios