la_region
Jueves 28 de Julio de 2016

Los ediles de Beltrán cerraron el Concejo

Opositores y oficialistas se unieron contra una medida de control exigida desde la contaduría del Municipio. Respuesta de Canut

Todos los ediles del Concejo Municipal de Fray Luis Beltrán suspendieron sus actividades hasta mediados de agosto, en respuesta a una nota enviada por la contadora general del municipio, Silvana María del Luján de Caneva, en la que se les informa que el Legislativo no recibirá más partidas de dinero para su funcionamiento hasta tanto no se rindan cuentas de los gastos.

La noticia de que la auditora de las cuentas municipales exige a los ediles que rindan los gastos "desde diciembre del 2013", estalló hace poco, pero los hechos comenzaron hace dos semanas cuando la nota fue recibida. Fue entonces cuando se cayó en la cuenta de que la medida afectaba, no solo el funcionamiento del cuerpo, sino tambien a los empleados, a los que se priva de cobrar sus sueldos.

Fuentes del Ejecutivo beltranense señalaron, no obstante, a este diario que hoy a la intendenta Liliana Canut se reunirá a las 10 en la sede del municipio con los ediles para intentar destrabar el conflicto .

"Esta contaduría ha hecho saber al Ejecutivo que a partir de la fecha y en estricto cumplimiento de lo preceptuado en el art 68 de la Ordenanza 64/91, se suspenderá cualquier remisión de fondos al Concejo, hasta que se reciban las correspondientes remisiones de cuentas", indica la nota.

La decisión de los ediles —cinco de ellos opositores y una oficialista— de cerrar el Concejo se tomó el lunes 18 en una reunión autoconvocada, ya que en julio el cuerpo está en receso, con lo que la medida de suspender actividades se extenderá hasta mediados de agosto.

El edil justicialista Mariano Cominelli indicó a medios locales que "si antes tenemos respuesta del área de Municipios y Comunas, nos volvemos a juntar", aunque planteó, como presidente del cuerpo, que "si no les puedo pagar los sueldos a los empleados, no los puedo obligar a venir"

Cominelli consideró también que atender el pedido de la contadora y remitirse a diciembre de 2013, requiere "un cambio total en el funcionamiento del cuerpo", ya que mes a mes se realiza una planilla de gastos o balance en la que se vuelcan todos los gastos. Eso incluye sueldos del personal, gastos de funcionamiento y "cuando alcanza la plata, las dietas".

Desde la Intendencia.La intendenta Canut, a su vez declaró que siempre se efectuaron los depósitos correspondientes y que "los sueldos de los empleados siempre estuvieron garantizados". Asimismo la mandataria deslindó responsabilidades señalando que la contadora no recibe órdenes suyas y que está "para auditar tanto al Ejecutivo como al Legislativo" .

"Los funcionarios debemos rendir cuentas, tanto por nuestros actos como por los fondos que utilizamos. Y eso se debe rendir. La falta está en que no se rinden cuentas como corresponde, pero no lo digo yo, lo dice la contadora general, basándose en la ley provincial", agregó.

Comentarios