La ciudad
Miércoles 01 de Junio de 2016

Los dueños de Librería Bleger se declararon insolventes para solucionar el conflicto

Los empleados marcharon al Ministerio de Trabajo y calificaron a la respuesta de "vergonzosa". Cuarto intermedio hasta mañana.

Lejos de una solución al sorpresivo cierre de la librería, ayer a la mañana los trabajadores de Casa Bleger marcharon desde el Sindicato de Empleados de Comercio hasta el Ministerio de Trabajo, donde se celebró una audiencia entre las partes. A través de dos abogados, la empresa se manifestó insolvente para llegar a cualquier tipo de solución. Los empleados calificaron la respuesta al conflicto de "vergonzosa". El ministerio llamó a cuarto intermedio hasta mañana al mediodía. "La empresa tiene que tener una propuesta para superar este problema. Si no hay solución para los trabajadores se tomarán medidas de acción", dijeron desde el gremio.

La audiencia se desarrolló ayer, desde las 11, en la sede local del Ministerio de Trabajo de la provincia, en Ovidio Lagos y San Lorenzo. Hasta allí llegaron los siete trabajadores de Casa Bleger que el domingo último se enteraron que la firma que los emplea había vaciado la librería de San Luis 1275 durante el fin de semana y cambiado la cerradura sin previo aviso. Acompañados por gremialistas del sindicato de Empleados de Comercio y el Movimiento Sindical Rosarino marcharon desde Santa Fe y Corrientes hasta el Ministerio para participar de una audiencia junto con los representantes de Bleger.

Si bien ayer fueron citados dos de los principales socios de la empresa —Alfonso Quaranta y Pablo José Mariano Quaranta— ayer sólo se presentaron los abogados Ariel Andaluz y José Martorano en representación suya y de los demás dueños de la firma: José Mariano Quaranta, Andrés José Quaranta y Carlos Sergio Navone.

"Fue una vergüenza. Nos dijeron que plata para indemnización no había, no nos respondieron cuando les preguntamos por el vaciamiento de la librería y dijeron que todo lo que ellos querían era la «paz social». Fueron muy soberbios", dijo Marcela Aristimunio, una de las trabajadoras de Casa Bleger que remarcó que, a pesar de que la empresa dijo haber enviado telegramas de despido, ni ella ni sus compañeros lo habían recibido.

"En la audiencia denunciamos que los trabajadores de Casa Bleger fueron abandonados a su suerte, muchos con 30 años de antigüedad. Es inadmisible tanto desde lo legal como desde lo humano", dijo el secretario de asuntos legales de Empleados de Comercio, Juan Raúl Gómez, quien participó del encuentro junto a la secretaria adjunta del gremio, Silvana Crocci.

De acuerdo con Gómez, los abogados dijeron que la empresa era insolvente y que no se podía hacer cargo de las indemnizaciones. "El gremio refutó ese argumento. Sabemos que esta gente tiene varias empresas dentro de la ciudad. Si no se llega a una solución para los trabajadores vamos a extender el conflicto a esas empresas", dijo el sindicalista en referencia al Sanatorio de la Mujer, que pertenece a los mismos dueños.

Desde el ministerio ordenaron un cuarto intermedio de la audiencia hasta mañana al mediodía, cuando la empresa deberá presentar alguna posible solución al conflicto.

Comentarios