Ovación
Viernes 08 de Julio de 2016

Los detalles de la polémica cláusula de Larrondo, que deja Central

El delantero mendocino había acordado tener una cláusula de salida de 1,5 millón de dólares para clubes del exterior. Se va al Montreal Impact canadiense.

Central cerró la semana con una muy mala noticia. Marcelo Larrondo acordó su salida de Central rumbo al millonario Montreal Impact canadiense, que abonará el 1,5 millón de dólares de la polémica cláusula de rescisión del mendocino, que había sido acordada en su traspaso a la entidad de Arroyito.
La "baja" cláusula de rescisión fue una exigencia del jugador y su representante para cerrar la incorporación al Canalla, que justamente pagó 600 mil dólares por la totalidad de su pase aprobando ese requisito del mendocino, cuando llegó hace un año proveniente de Torino de Italia.
"La cláusula era tres veces lo que pagó Central en su momento por el delantero, acotó una fuente centralista sobre la situación.
Incluso para facilitarle la recuperación, el club le mandó a Mendoza un kinesiólogo para que trabaje con el delantero 15 días del mes que tuvo de vacaciones en su tierra natal.
A eso se suma que el atacante mendocino había acordado el nuevo contrato con el club, con los números que él pretendía. "Es lo que quería", cuentan en Arroyito que habría dicho el delantero, feliz con el nuevo contrato.
Sin embargo los días pasaron y la firma se fue dilatando, seguramente porque estaba esta posibilidad dando vueltas, sostienen desde el club, en donde no ocultan su fastidio si se confirma que desde River habrían mandado un equipo médico a ver al jugador hace unos 10 días.
Tras la rotura de meniscos y complicaciones en la recuperación, Larrondo se encaminaba a tener protagonismo esta temporada en Central. Sin embargo, la seductora e "irresistible" propuesta del club de la MLS hicieron que cambie de idea.
Montreal Impact ofreció 1,5 millón de dólares a cambio de su pase y Central, que había aprobado la cláusula sugerida por el jugador, no puede rechazarla. Los canadienses alcanzaron un acuerdo con el delantero, que finalmente partirá de Arroyito.
Por todo esta situación, la dirigencia de Central determinó que los jugadores que vayan llegando al club no tengan cláusula de rescisión, como pasó con Donatti y ahora Larrondo, de modo tal que si un club quiere venir a buscar a un jugador debe negociar con el club.

Comentarios