Ovación
Martes 19 de Julio de 2016

Los deportistas respiran un microclima único en la villa olímpica

"Tuve la oportunidad de conocer los estadios de Barra y me gustaron mucho. A la villa la vi desde lejos, la vi linda por la TV y me gustó".

La villa olímpica siempre es un hábitat que los deportistas destacan, ponderan y hasta ponen por encima de algunos aspectos de logística. A veces prefieren la incomodidad de un traslado mucho más largo, por ejemplo, con tal de no perderse el clima olímpico que, aseguran, es uno de los microclimas más importantes que puede experimentar un deportista. Grabich no es la excepción. Hasta se entusiasma sin conocerla.

"Tuve la oportunidad de conocer los estadios de Barra y me gustaron mucho. A la villa la vi desde lejos, la vi linda por la TV y me gustó. Es un poquito más grande que la de Londres, incluso si hay un colchón tirado en el suelo a los deportistas les va a gustar igual porque el ambiente es excelente y algo que esperaron con mucha ansiedad, todo es lindo", cuenta Fede.

—Más allá de la villa de Río, los deportistas hablan muy bien de la convivencia en la villa olímpica.

—Sí, es hermosa. El otro día una chica de hockey me contaba: «mirá Fede, estamos a dos horas del estadio pero queremos estar ahí, nos vamos a comer las dos horas, pero vamos a dormir en la villa porque es algo increíble, estar en ese ambiente es muy lindo.

—¿Qué papel juega la familia en estos días?

—Es fundamental, generalmente no tocamos el tema de los juegos porque es algo que venimos hablando hace tiempo y ya no hay nada más para hablar, es cuestión de ir y competir, ellos van a ir a apoyarme allá. Están con el tema de conseguir entradas y eso. Tenerlos cerca mío el día que compita va a ser muy lindo. También van a estar mi novia y mis amigos. Mi entrenadora ahora es la entrenadora del equipo y eso es algo para mí muy importante porque la voy a tener ahí. En Londres la podía ver sólo en la tribuna y no podía estar con ella en la entrada en calor y toda la previa a la competencia que es tan importante.

—Estos juegos tienen la particularidad como el Mundial de fútbol de la cercanía geográfica.

—Ni hablar, eso permite que un montón de gente de este país vaya a los Juegos Olímpicos. Me encantaría tener hinchada argentina en las tribunas. En Rusia (Mundial de Kazán 2015, medalla de bronce) estaba la tribuna vacía. Creo que había un puñado de 10 argentinos. Una tristeza bárbara, jajaja...

Comentarios