La ciudad
Jueves 24 de Noviembre de 2016

Los controladores de plagas apelan a la calma

Las empresas de control de plagas reciben a diario entre dos y tres consultas sobre las alternativas que existen para evitar anidamiento de palomas en los compresores de acondicionadores de aire, balcones, ventanas o aleros. La respuesta es siempre la misma: "Lo único que se puede hacer es ahuyentarlas", señala Roberto Cribb, uno de los socios de Fumicas, una empresa con más de 30 años en el rubro. Si bien en forrajerías y ferreterías se suele ofrecer otro tipo de soluciones, no están permitidas y resultan riesgosas. "En algunos comercios se ofrecen cebos tóxicos con el nombre de Churrinche, pero obviamente son productos venenosos que no sólo dañan a la paloma sino también a los perros o gatos, que pueden jugar o comerlas", explicó Cribb. Por eso, quienes se dedican al control ambiental recomiendan líquidos que alejan a las aves o la colocación de barreras mecánicas (como flejes o redes). También existen aparatos de ultrasonido, más costosos y difíciles de mantener. En la venta por internet, la estrella es el cuervo Raven, una figura de plástico que promete milagros con sólo apoyarlo en el piso. La efectividad, aseguran los fabricantes, es visual ya que al tratarse de un ave depredadora de la especie, las palomas se ahuyentan. "La superpoblación de estas aves representa realmente un problema", apunta Cribb y sostiene que "sin exagerar, tenemos entre dos o tres consultas por día relacionadas con las palomas, y también pedidos de desinfección de ambientes por el tema del piojillo". En todos los casos, la posibilidad de acción es limitada. "Hay que sacar los nidos, limpiar muy bien el lugar y después se pasa un líquido que las ahuyenta. También aconsejamos colocar alguna protección para que no se puedan apoyar en el lugar, como los clavos con pinchos que se usan en la mayoría de las iglesias", dice Cribb.

Las empresas de control de plagas reciben a diario entre dos y tres consultas sobre las alternativas que existen para evitar anidamiento de palomas en los compresores de acondicionadores de aire, balcones, ventanas o aleros. La respuesta es siempre la misma: "Lo único que se puede hacer es ahuyentarlas", señala Roberto Cribb, uno de los socios de Fumicas, una empresa con más de 30 años en el rubro. Si bien en forrajerías y ferreterías se suele ofrecer otro tipo de soluciones, no están permitidas y resultan riesgosas. "En algunos comercios se ofrecen cebos tóxicos con el nombre de Churrinche, pero obviamente son productos venenosos que no sólo dañan a la paloma sino también a los perros o gatos, que pueden jugar o comerlas", explicó Cribb. Por eso, quienes se dedican al control ambiental recomiendan líquidos que alejan a las aves o la colocación de barreras mecánicas (como flejes o redes). También existen aparatos de ultrasonido, más costosos y difíciles de mantener. En la venta por internet, la estrella es el cuervo Raven, una figura de plástico que promete milagros con sólo apoyarlo en el piso. La efectividad, aseguran los fabricantes, es visual ya que al tratarse de un ave depredadora de la especie, las palomas se ahuyentan. "La superpoblación de estas aves representa realmente un problema", apunta Cribb y sostiene que "sin exagerar, tenemos entre dos o tres consultas por día relacionadas con las palomas, y también pedidos de desinfección de ambientes por el tema del piojillo". En todos los casos, la posibilidad de acción es limitada. "Hay que sacar los nidos, limpiar muy bien el lugar y después se pasa un líquido que las ahuyenta. También aconsejamos colocar alguna protección para que no se puedan apoyar en el lugar, como los clavos con pinchos que se usan en la mayoría de las iglesias", dice Cribb.

Comentarios