La ciudad
Martes 20 de Septiembre de 2016

Los comerciantes se mostraron poco entusiastas con el reempadronamiento

En el marco del plan municipal para prevenir el delito ayer arrancó el trámite en el distrito centro, pero sólo fueron cinco dueños de negocios.

Con muy pocas consultas y menos entusiasmo, comenzó ayer en la sede del Distrito Centro el operativo especial de reempadronamiento de comercios. En el marco del plan municipal para prevenir el delito, deberán realizar la gestión los titulares de unos 500 locales o firmas de rubros críticos, como armerías, compraventa de teléfonos celulares y repuestos usados, talleres mecánicos, desarmaderos, chatarrerías, boliches nocturnos o empresas ligadas al uso de precursores químicos. Pero a pesar de que el minimunicipio montó cuatro puestos de atención, ayer se concretaron apenas cinco trámites. Desde el sector afectado por la obligación, dijeron que cumplirán con la normativa porque no les "queda otra", aunque rechazaron que la actividad "legal" que ejercen quede "de algún modo asociada al delito".

La directora del Distrito Centro, Alicia Pino, sostuvo que ayer básicamente se recepcionaron consultas. "Es que acá deben venir con dos certificados, el de antecedentes penales y la planilla prontuarial, y eso lleva unos días", argumentó la funcionaria, para quien seguramente los trámites arreciarán la semana próxima.

Desde la Asociación Empresaria Hotelero-Gastronómica, Carlos Mellano coincidió en que la escasa afluencia de comerciantes no obedeció a una negativa a concretar el trámite, sino al hecho de que "las notificaciones recién empezaron a llegar el fin de semana pasado" y, antes de presentarse ante el distrito, había que contar con un par de certificados.

Aun así, el comerciante —que por su actividad privada deberá acogerse al reempadronamiento— expresó cierto malestar. "Nos ponen dentro de una misma bolsa con una cantidad de rubros que realmente pueden tener relación con algún mercado negro", afirmó.

En cambio, sostuvo, locales nocturnos como discos, boliches o cantinas, que deben reempadronarse por la nueva normativa, son "negocios abiertos, habilitados y lícitos, que tienen una regulación y tributan a nivel local, provincial y nacional".

De todos modos, el dirigente adelantó que los cerca de 500 comerciantes notificados concurrirán al centro municipal de distrito para allanarse a la solución de una problemática "muy sensible".

"Como no hay nada que esconder, negarse sería suicida", aseguró, convencido sin embargo de que la "nocturnidad" es una actividad muy controlada que paradójicamente "tiene mala prensa" y que en términos empresarios "se padece por todos lados".

Sea como sea, el reempadronamiento recién comienza y se extenderá durante todo un mes. Luego, adelantó Pino, "seguramente se evaluará" el nivel de cumplimiento logrado.

De hecho, la obligación de reempadronarse fue dispuesta dentro de un abanico de acciones que implementó la Municipalidad para hacer más efectivas sus políticas de control sobre rubros que puedan tener alguna relación con economías delictivas.

Para cumplir con el trámite, los propietarios de los comercios notificados deberán concurrir hasta el 13 de octubre a la oficina de Habilitaciones del Distrito Centro (Wheelwright 1486) llevando DNI y fotocopia, constancia de habilitación del negocio y también su fotocopia, planilla prontuarial y certificado de antecedentes penales. Más información en www.rosario.gov.ar

El Distrito festejó su 11º aniversario

Los 130 empleados que trabajan actualmente en el Centro Municipal de Distrito Centro Antonio Berni (Corrientes y Wheelwright) festejaron ayer el 11º cumpleaños de ese minimunicipio. En su jurisdicción, 142.830 viviendas albergan a 243.650 vecinos de la zona neurálgica de la ciudad, casi el 26 % de la población total de Rosario.

Comentarios