La ciudad
Viernes 26 de Agosto de 2016

Los comerciantes criticaron las medidas anunciadas por Fein

Las medidas anunciadas por la intendenta Mónica Fein con el objetivo de enfrentar la problemática de la inseguridad no fueron bien recibidas en algunos sectores. Dueños de armerías las consideraron, lisa y llanamente, "una cortina de humo"; mientras que entidades que agrupan a motociclistas las tildaron de "estigmatizantes". Con sus bemoles, los planteos advirtieron sobre una especie de "sobrecontrol" tendido apenas sobre los emprendimientos habilitados.

Las medidas anunciadas por la intendenta Mónica Fein con el objetivo de enfrentar la problemática de la inseguridad no fueron bien recibidas en algunos sectores. Dueños de armerías las consideraron, lisa y llanamente, "una cortina de humo"; mientras que entidades que agrupan a motociclistas las tildaron de "estigmatizantes". Con sus bemoles, los planteos advirtieron sobre una especie de "sobrecontrol" tendido apenas sobre los emprendimientos habilitados.

"Estamos de acuerdo con los controles, pero pedimos que sean iguales para todos", sostuvo Salvador Lupo, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Talleres Reparaciones de Automotores. Según advirtió, en la ciudad existen unos mil talleres mecánicos, pero no todos cuentan con habilitación municipal ni cumplen a rajatabla con las leyes sobre comercialización de autopartes usadas.

El titular de la entidad apuntó que "mientras anuncian más controles para talleres y desarmaderos, los comercios que no están habilitados siguen funcionando sin auditorías ni inspecciones".

Según estimaciones de la federación, hay unos 400 talleres que no cuentan con permiso municipal. "No nos oponemos a los controles, pero así como cumplimos con todas las obligaciones, queremos que las normas y las leyes sean parejas para todos", remarcó.

Humo. Más duro al calificar las medidas anunciadas por la intendenta fue el titular de la armería El Sendero, Ricardo Brachetta. "Son cosas tiradas a la bartola, humo para la tribuna", indicó y advirtió que "los delincuentes no van a comprar armas en las armerías de la ciudad, sino que se aprovisionan en un mercado ilegal que conocen muy bien, incluso los menores de edad, pero que parecen desconocer la policía y la Justicia".

Brachetta señaló que mientras crece la circulación de armas dentro de la ciudad, paradógicamente caen las ventas de las "cinco o seis" armerías que quedan en pie. "Esto no es Texas. Para comprar un arma hay que demostrar aptitud física, psicológica, ingresos lícitos. Desde que la compra hasta que se la llevan pasan cuatro meses. Las armerías estamos sujetas a controles del Renar, del Crear (que es el organismo provincial), hay periódicamente inspecciones y cada elemento que se vende se carga en un libro", apuntó para dar cuenta de los controles que existen sobre este mercado, y destacó que "estadísticamente, menos del uno por ciento de los delitos se cometen con armas legales".

En las redes. Con los hastags #NoSomosunbienRegistrable y #NoaelpatentamientoHumano, entidades que agrupan a dueños de motos lanzaron una campaña para oponerse al proyecto de ordenanza que obliga a registrar en el casco la patente del vehículo.

El referente de la Asociación Moteros de Rosario, Samuel Falcón, desconfió de la efectividad de la medida. "Es más de lo mismo. Son controles que sólo logran estigmatizar a los moteros", sostuvo el alma mater de la entidad que se encarga de dictar cursos de manejo y seguridad vial. "¿Qué va a pasar si alguien me roba el casco y con una moto sin patente cometen un delito? ¿Me van a venir a buscar a mí? Porque los motociclistas somos víctimas de la inseguridad, lo que necesitamos es que nos cuiden", apuntó.

Un razonamiento similar expuso el vicepresidente de la Asociación Hotelero Gastrononómica, Carlos Mellano, puesto a analizar las exigencias a las que se someterá a los titulares de locales nocturnos. "Dentro de esta actividad, todos los locales están habilitados y tienen controles semanales —destacó el dirigente—. No es una actividad que genere irregularidades, sino que somos víctimas de cuestiones relacionadas con la seguridad".

De todas formas, consideró que "todas las exigencias que tiendan a la jerarquización de la actividad, serán bienvenidas". Por ahora, encienden el debate.

Comentarios