Edición Impresa
Viernes 30 de Septiembre de 2011

Los chicos que le hacen frente a la matemática y ganan premios

Son alumnos de Rosario y Rafaela reconocidos esta vez en la competencia internacional Olimpíada de Mayo

No pasan los 15 años, tanto disfrutan con los problemas de ingenio, que hasta aceptan el desafío de hacer una prueba internacional de matemática, aprobarla y ser premiados entre 180 finalistas. Esta vez fueron cinco los chicos santafesinos destacados con medallas y menciones en la 17º Olimpíada de Mayo, una competencia juvenil iberoamericana: Joaquín Manuel (Politécnico), Martín Edmundo Ruíz Díaz (Escuela Nº 1247 de Rafaela), Lisandro Acosta (Escuela Nº 481 de Rafaela), Clemente Antuña (Colegio San Bartolomé) y Joel Spak (Politécnico).

“Tuvimos tres horas para resolver los problemas escritos de esta prueba”, contaron a La Capital los rosarinos Joaquín, Clemente y Joel. Los tres tienen trayectoria en participar en distintos certámenes matemáticos, pero esto fue distinto, ya que se rinde por escrito en distintas sedes que se fija para la competencia y después hay que esperar que un riguroso jurado determine los ganadores.

Distinguidos. Por la Argentina participaron 250 chicos que antes tuvieron que aprobar el certamen nacional de la Olimpíada Matemática Argentina (OMA). Y de esos finalistas, cinco santafesinos lograron las distinciones. En el primer nivel de la competencia (para los que tienen menos de 13 años), Joaquín Manuel que cursa el primer año de la secundaria en el Politécnico se quedó con la medalla de plata. En tanto que recibieron medallas de bronce Martín Edmundo Ruíz Díaz, de la Escuela Nº 1247 Centenario, de Rafaela y Lisandro Acosta, de la Escuela Nº 481 Bartolomé Mitre, también de Rafaela. Y con apenas 11 años, Clemente Antuña que va a 6º grado en el Colegio San Bartolomé logró una mención de honor.

En el segundo nivel de la competencia, que es para los alumnos de más de 13 años (y hasta 14 cumplidos hasta el momento del examen), Joel Spak del Instituto Politécnico, fue distinguido con una mención de honor.

Un estímulo. “Las pruebas de geometría son las que más me gustan y resultan más fáciles, en cambio no pasa lo mismo con las probabilidades”, comenta como al pasar Clemente. Sus compañeros de certamen también aportan su mirada sobre el examen al que definen “como una buena posibilidad de participación”.

La Olimpíada de Mayo es una competencia juvenil iberoamericana de matemática, que está auspiciada y promovida por el Centro Latinoamericano de Matemática e Informática (Clami) y la Federación Iberoamericana de Competiciones Matemáticas. La idea de este certamen es “descubrir, estimular y desafiar a los estudiantes con habilidad matemática en los países de Iberoamérica”, además de “estimular y apoyar la participación en las actividades relacionadas con estas olimpíadas”.

Cómo se rinde. Las pruebas consisten en 5 problemas, que se rinden en las sedes que fija cada país, en tanto que luego se envían al coordinador central de la competencia las 10 mejores pruebas de cada nivel. Esos son los participantes oficiales del país. Y se llaman Olimpíadas de Mayo, ya que se rinde anualmente el segundo sábado de mayo.

Este año participaron estudiantes de 18 países: la Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Honduras, México, Panamá , Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, Uruguay y Venezuela.

Comentarios