Edición Impresa
Viernes 17 de Agosto de 2012

Los cambios curriculares y el lugar de la materia

Las Olimpíadas de Geografía de la República Argentina no dejan afuera el lugar que la disciplina tiene la nueva currícula para la escuela secundaria.

Las Olimpíadas de Geografía de la República Argentina no dejan afuera el lugar que la disciplina tiene la nueva currícula para la escuela secundaria. Un tema que ha promovido —y promueve— el debate entre los docentes. De hecho, fue curioso reconocer entre los participantes del certamen muchos chicos entusiasmados por resolver problemas de una disciplina que sus planes de estudio no contemplan.

“Se enseña en primer año y en segundo no, y luego la materia está según las orientaciones de las escuelas. Falta continuidad en los contenidos, que a su vez son muy amplios, tanto que hay que enseñar geografía de Argentina y de América todo en primer año”, contaron los profesores que acompañaban a los chicos en el certamen jurisdiccional.

Los docentes destacaron que la importancia de aprender esta materia en la escuela pasa por incluir conocimientos básicos de la  realidad social, de los cambios que se dan a nivel de los Estados y en las relaciones económicas, por nombrar algunas razones.

Pero quien puso la voz de alerta sobre lo que implican los cambios en la currícula impulsados por el Ministerio de Educación de Santa Fe es la propia coordinadora de las Olimpíadas de Geografía de la República Argentina, Blanca Fritschy. Advirtió que hasta el año pasado era pareja la participación de los alumnos que están en el ciclo básico del secundario (dos primeros años) con el resto de los cursos. “Sin embargo este año, debido a la reforma (sólo se enseña la disciplina en primer año) hubo más inscriptos en la categoría B (los tres últimos del nivel)”, indicó y atribuyó la situación “a la reducción de horas de la materia, algo que impacta negativamente”.

Fritschy no anduvo con rodeos. Y lo cierto es que hay que prestarle atención a sus argumentos, sobre todo porque es doctora en geografía y magister en sistemas de información geográfica, además de docente de la UNL y de la Universidad Católica de Santa Fe, y una conocedora investigadora del Conicet en el tema. “Estas son las contradicciones que existen en nuestro país. Mientras el Ministerio nacional convoca a estos concursos con la Universidad, y los financia, por el otro lado la provincia les saca horas a la asignatura”, analizó.

Para la educadora lo más importante a tener en cuenta y a escuchar “es lo que dicen las bases”. “Yo estoy trabajando —continuó— con el docente, con los alumnos, con el que tiene la tiza en la mano y los que tienen la tiza en  la mano, por más que no tengan esos contenidos se hacen tiempo, horas extras fuera de la escuela para estas competencias porque les interesan y defienden la materia”.

“Si usted se mete en los manuales que les damos a las escuelas para las olimpíadas verá que hay contenidos que no están contemplados en lo que dice el Ministerio de Educación provincial, contenidos con los que los alumnos se enganchan porque son geográficos. Esto está demostrado. Yo viví tres años en Francia, donde se vivió algo semejante, el Ministerio tuvo que reconocer y no sacar de la currícula del nivel medio la geografía. Se dieron cuenta de la importancia que tiene en la formación del ciudadano la disciplina. Aquí hay que comprender lo mismo, es un reclamo de las bases que hay que atender”, concluyó la especialista.

Comentarios