Cartas de lectores
Martes 13 de Septiembre de 2016

Los buenos policías

Hace dos años y medio ya que comenzó una violenta y desgraciada odisea con un vecino, hecho que me llevó a tener que recurrir al 911 y a la comisaría 7ª en muchísimas ocasiones.

Hace dos años y medio ya que comenzó una violenta y desgraciada odisea con un vecino, hecho que me llevó a tener que recurrir al 911 y a la comisaría 7ª en muchísimas ocasiones. Creo menester puntualizar que en todas estas circunstancias fui acompañada maravillosamente por el 911 que siempre prestó ayuda y apoyo. Pero un punto aparte merece la calidez, comprensión, acompañamiento y deferencia que personal de la 7ª me brindaron: el señor Enrique, Gould, sumariantes que ahora no recuerdo, y muy especialmente un comisario de lujo que no hace mucho está en esa comisaría. Cabe incluso destacarse que en una ocasión cuando encontré a un perro Pitbull muy malherido y no podía quedármelo, al dirigirme a la comisaría, parte del personal se involucró en ayudarme con este tema. A veces se divulgan situaciones desgraciadas y se imputan a la policía pero cuyo real origen va mucho más arriba, mucho más. No defiendo a toda la policía, sino rescato los que sí trabajan honestamente y con el respeto a las víctimas que estas se merecen.

Miriam Koldorff

Comentarios