Economía
Martes 20 de Septiembre de 2016

Los bancarios marcharán el jueves

El plenario nacional de secretarios generales de la Asociación Bancaria ratificó ayer la marcha federal del sector del jueves en demanda de varias reivindicaciones.

El plenario nacional de secretarios generales de la Asociación Bancaria ratificó ayer la marcha federal del sector del jueves en demanda de varias reivindicaciones, decidió el estado de "movilización" facultó al secretariado a adoptar medidas de fuerza y reiteró la necesidad de promover "un paro general convocado por la reunificada CGT".

Las delegaciones bancarias de todo el país se concentrarán desde las 11 del jueves en Buenos Aires y marcharán por las calles de la city porteña. La actividad finalizará con un acto en el que hablará el secretario general del gremio, Sergio Palazzo.

Un documento del plenario titulado "No vamos a retroceder" exigió "el cese de los despidos o distracto laboral sin causa justa; la declaración de la emergencia ocupacional y social; la inmediata reapertura de paritarias; la derogación del impuesto a las ganancias y una reforma tributaria para que aquellos que más ganan, más paguen".

Los secretarios generales demandaron también "la suspensión de las disposiciones desregulatorias del Banco Central (BCRA) ; la defensa del trabajo y la producción nacional, porque "la recesión, la apertura de las importaciones y el libremercadismo comercial digital afecta a empresas argentinas y, su quebranto, comprometerá otra vez el sistema bancario", y "la estricta defensa de la banca pública".

Inflación en Santa Fe. Por otra parte, un informe de Centro de Estudios Scalabrini Ortiz (Ceso), reveló que la inflación supermercado de agosto para Santa Fe fue del 5,30 por ciento.

Aunque a nivel nacional el gobierno da cuenta de una desaceleración de la inflación, el incremento de precios no afloja a nivel regional. "En Rosario y en la provincia de Santa Fe la inercia inflacionaria no ha cedido como se esperaba, al menos en bienes de necesidades básicas", indicó Ceso.

El relevamiento precisa que la inflación en la canasta básica alimentaria provincial fue de 3,22 por ciento.

Para Ceso, un adulto necesitó $1.733,36 para lograr cubrir sus necesidades alimentarias básicas. Una familia tipo para no caer en la indigencia necesitó $5.356,07.

Detalló que "la inflación supermercado acumulada desde la última semana de abril hasta la última de agosto fue de 16,91 por ciento". Los rubros que más subieron fueron fiambres ( 12,56 por ciento), bebidas con alcohol ( 8,50 por ciento), galletitas ( 7,75 por ciento), limpieza del hogar ( 4,96 por ciento). Entre los artículos sensibles al consumo las variaciones destacadas fueron las frutas ( 18,25 por ciento), limpiadores ( 15,33 por ciento) y carnes blancas ( 7,12 por ciento).

Comentarios