Política
Viernes 20 de Mayo de 2016

Lorenzetti acusó a Carrió de obrar de "mala fe"

El titular de la Corte le respondió con dureza a la diputada, pero el alto tribunal le entregó las declaraciones juradas de bienes que ella pidió

El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, trató ayer a la diputada nacional Elisa Carrió (Cambiemos) de "mediocre" y la acusó de obrar de "mala fe" por haber sospechado públicamente de la procedencia de su patrimonio personal, cuestionar el manejo de fondos del Poder Judicial y por su supuesta injerencia para frenar cambios en el máximo tribunal.

Con un fuerte tono acusatorio, Lorenzetti rechazó que él estuviera frenando el ingreso de Horacio Rosatti a la Corte y comparó a Carrió con las prácticas del kirchnerismo.

Pero al tiempo que se conocía el severo comunicado, donde nunca mencionó a Carrió por su nombre, la Corte, con la firma de sus tres miembros, dispuso entregarle a Carrió las declaraciones juradas de sus bienes e invitó a los jueces federales a hacer lo mismo.

La respuesta de la Corte responde al clima de tensión que se vivió en Tribunales con las últimas embestidas de la aliada del presidente Mauricio Macri: el viernes último, junto al diputado Fernando Sánchez, pidió informes sobre las declaraciones juradas de todos los jueces federales y los miembros de la Corte y el manejo de los fondos para obras y reformas en Tribunales.

Luego, en un programa de televisión, dijo que Lorenzetti va por la Presidencia de la Nación, que no quiere que Rosatti integre el máximo tribunal y que por eso estaría operando sobre distintos senadores y reflotó las sospechas sobre su patrimonio. Y anteayer, en medio del debate la ley de acceso a la información pública, acusó al juez de manejar el comité de inversiones del Consejo de la Magistratura como un "agujero negro" y propuso incluir un artículo en la ley que sancione con "juicio político" a los funcionarios que se nieguen a brindar información solicitada porque "si no, nos vamos a encontrar con una acordada" de la Corte.

La respuesta de Lorenzetti llegó mediante un comunicado que se publicó en el Centro de Información Judicial: si bien nunca la nombró, aludió a Carrió como "la denunciante" de una investigación en su contra por enriquecimiento ilícito que fue cerrada, dijo, luego de haber dado las explicaciones.

Tras aclarar que había guardado silencio por el respeto de la libertad de expresión y en pos de la transparencia, Lorenzetti bregó por "defender la independencia del Poder Judicial y de sus magistrados" y advirtió que "en estos años hemos sido, como otros argentinos, investigados, denunciados, presionados". Y recordó que "no hace mucho que se intentó desprestigiarnos calificándonos de «chorros»".

"Cambian las personas pero siguen las mismas prácticas agraviantes y, por eso, lo que antes nos parecía incorrecto también debe serlo ahora, porque debemos ser coherentes con nuestros principios", afirmó el magistrado.

Sobre Rosatti, dijo que lo conoce hace años, que su incorporación la decide el Senado y que él ya aclaró que ambos candidatos del Ejecutivo son bienvenidos. Sobre el dinero remarcó que la administración de la Corte "es transparente y controlada por la AGN" y que la administración del Consejo de la Magistratura es independiente.

"Con mala fe se ha dicho que hubo un «pacto» entre la Corte y el anterior gobierno sobre la «caja» —dijo—. La denunciante conoce nuestra situación patrimonial mejor que nadie, ya que ha tenido acceso a diez años de declaraciones juradas personales", remarcó.

El comunicado personal se vio acompañado por la resolución de la Corte en forma institucional: dispusieron entregar las declaraciones juradas de todos sus miembros a Carrió.

Comentarios