El Mundo
Lunes 27 de Junio de 2016

Londres frena el reclamo europeo de irse rápido

Los sectores más duros pretenden que inicie el proceso de salida mañana mismo. Rechazo del gobierno de Cameron y en la misma UE

El Reino Unido y la Unión Europea (UE) se enzarzaron en un tenso debate sobre el ritmo al que debe llevarse a cabo la salida del país del bloque comunitario tras el referéndum del Brexit. Paralelamente, los partidos políticos británicos entraron en una crisis de liderazgo. Y mientras que el gobierno de Escocia anunció que tratará de bloquear el Brexit, 3,3 millones de personas firmaron una petición para que haya una nueva consulta.

El Parlamento Europeo se unió a las voces que piden a Londres que su salida sea rápida y exigirá al primer ministro británico David Cameron que inicie el proceso de desconexión en la cumbre de la UE de mañana, adelantó el dominical alemán Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung. Londres respondió que no aceptará presiones y que será su gobierno el que "determine los plazos", afirmó el ministro de Relaciones Exteriores Philip Hammond. "El referéndum es un asunto interno" británico, señaló Hammond después de que el viernes Cameron anunciara que renunciará a su cargo en octubre y que debe ser su sucesor el que negocie con la UE. Las negociaciones empezarán cuando haya un sucesor de Cameron, reiteró Hammond, pese a que tanto la Comisión Europea como los líderes de otros países socios pidieron a Londres que el proceso de Brexit comience de inmediato.

Un diplomático de la UE señaló que en las capitales de Europa hay "comprensión" acerca del hecho de que Cameron no podrá iniciar el proceso de desconexión formal mañana, durante la cumbre. Previamente, se habían reunido en la capital belga 27 altos diplomáticos de todos los países miembro sin el Reino Unido. "Hay una crisis política muy significativa en el Reino Unido", dijo el diplomático, que no quiso dar su nombre. Así y todo, se espera que Londres emprenda "lo antes posible" el proceso de salida previsto en el Tratado de la UE. En el segundo día de la cumbre, los países de la UE se reunirán sin el Reino Unido. De esta forma, quieren dejar en claro que están decididos a seguir funcionando con 27 miembros, dijo el diplomático.

En siete ciudades europeas habrá hoy reuniones de crisis entre gobernantes del continente. Entre otros, la canciller alemana, Angela Merkel, hablará con el presidente francés, François Hollande, con el primer ministro italiano Matteo Renzi y con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. Y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, mantendrá a su vez encuentros en Bruselas y Londres.

Crisis laborista. Además, el líder de los laboristas, Jeremy Corbyn, hace frente a una auténtica rebelión, con una moción de censura de sus legisladores. Varios integrantes del "gabinete en la sombra" renunciaron a sus cargos virtuales y exigen que Corbyn se vaya (nota: hasta anoche habían renunciado once). Lo critican por no haber defendido con suficiente pasión la permanencia de Reino Unido en la UE durante la campaña y consideran que no es capaz de vencer en las elecciones que seguramente se celebrarán tras la renuncia de Cameron.

La campaña para que haya un segundo referéndum siguió en marcha. Los firmantes exigen que se repita porque, consideran, el 52 por ciento de apoyo al Brexit con un 72 por ciento de participación es un resultado "insuficiente". Piden que haya otra consulta en la que se exija una participación de al menos el 75 por ciento o que más de un 60 por ciento de votantes se manifiesten a favor o en contra del Brexit. En tanto, la jefa de gobierno de Escocia, Nicola Sturgeon, anunció que su gabinete iniciará los trámites para organizar un segundo referéndum sobre la independencia de Reino Unido.

Comentarios