la_region
Martes 10 de Mayo de 2016

Logran abortar una estafa de un falso médico en Chañar Ladeado

La policía junto a la comuna descubrieron la maniobra que intentaba efectuar un individuo para obtener datos en busca de dinero.

Una estafa que intentaba perpetrar un falso médico fue abortada luego de que la policía de Chañar Ladeado con colaboración comunal lograra descubrir que se trataba de una maniobra para obtener datos en busca de dinero.

El caso, que trascendió ayer pero ocurrió la noche del último jueves y ya está en manos del fiscal de Melincué, Matías Merlo, puso en alerta a los vecinos de esta comunidad.

Al comunicarse con la policía local el sujeto se identificó como "el doctor Darío Barzotti" y tras simular ser el subdirector del Hospital de Niños Garrahan de Buenos Aires, argumentó que el motivo de su llamada era para pedir el número telefónico del jefe comunal, Matías Dichiara, para solicitarle una ayuda económica para trasladar al pueblo a un supuesto paciente de tres años que había fallecido en el nosocomio y cuyos familiares no contaban con recursos para tal fin.

Si bien, requerimiento mediante, aportó el nombre del menor y de sus padres, su relato no resultó convincente para la policía que le pidió el teléfono de los progenitores del chico para ser contactado a lo que el presunto médico respondió que ambos tuvieron que vender sus celulares para pagar gastos de su estadía en Buenos Aires.

Ante ello la policía requirió un número telefónico donde las autoridades comunales puedan comunicarse con los padres del menor a lo que el sospechoso aportó el suyo y un interno del hospital.

Tras ello fue puesto en conocimiento del suceso el mandatario local que si bien dijo desconocer a las personas sindicadas igualmente derivó el tema al área comunal para que actúe en consecuencia.

Así fue que una funcionaria comunal contactó al supuesto médico al que no le enviaron el dinero pedido ya que, además de su sospechosa actitud, el protocolo local para estos casos prevé el envío de un servicio fúnebre para el traslado del fallecido, lo que molesto al impostor que tenía como único fin sacar dinero a la comuna.

Pero su engaño quedó aún más en evidencia cuando la policía constató que la familia mencionada por el falso médico no era oriunda de Chañar a lo que se sumó el antecedente de que el sospechoso ya había intentado hacer lo mismo en la localidad entrerriana de Chajarí, lo que fue advertido por la funcionaria al consultar en internet una nota en una página de noticias que daba cuenta del caso. Tras reunir elementos, la policía remitió las actuaciones al fiscal Merlo, quien dispuso medidas, aunque aún el sospechoso sigue sin ser localizado.

Comentarios