Edición Impresa
Sábado 05 de Junio de 2010

Lo tremendo de ser docente y amenazar con un arma

Distintas organizaciones que trabajan sobre violencias en las escuelas coincidieron en definir como “insólito e inusual” el caso del profesor acusado por un alumno de amenazar con un arma para que dejara de escuchar música en clase.

Distintas organizaciones que trabajan sobre violencias en las escuelas coincidieron en definir como “insólito e inusual” el caso del profesor acusado por un alumno de amenazar con un arma para que dejara de escuchar música en clase. Y apuntan que lo común y conocido son “los gritos, insultos, burlas y actitudes discriminatorias de los adultos hacia los alumnos”.

El martes pasado por la noche un estudiante de 20 años, que asiste a un curso de capacitación en oficios en la ex Técnica Nº 6 (1º de Mayo 1059), fue amenazado con un arma de fuego por un profesor para que apagara su celular. Esto figura en la denuncia radicada en la policía. El joven también aseguró que este docente había mostrado en otras ocasiones manifestaciones racistas hacia otros alumnos, como llamarlos “negros de mierda”. Por su parte el profesor en cuestión, Gabriel Massetto, negó los hechos y ofreció otra versión al asegurar que tenía el arma en ese momento pero sólo “porque la había llevado para limpiarla”.

Lo excepcional del hecho que significa un arma en un aula y portada por un docente se convirtió rápidamente en noticia. Es en sí mismo un caso “insólito”.

Hecho inusual.  Al respecto, desde Vínculo, Instituto de Estudios Comunitarios de Rosario, señalaron “no tener registro de un hecho similar”. El director académico de la institución, Daniel Sayago, aseguró que era “la primera vez que se encontraba ante un hecho como este”.

Sayago recordó que aunque no sean situaciones normales, sí son comunes los “excesos verbales entre docentes y alumnos”, igual que las frases discriminatorias y los gritos agresivos hacia los estudiantes. Este instituto terciario funciona desde hace 5 años y está dedicado a estudiar los temas de violencias sociales, en particular en las escuelas. Surgió de la ONG Vínculo que tiene 20 años de trabajo sobre estas problemáticas.

La misma definición de “inusual” la dio la profesora Marta Cesaroni, que dirige la Asociación Civil Orientación para el Futuro. “Es la primera vez que registramos un caso como el de esta escuela”, dijo Cesaroni quien dirige cursos de formación de tutores, preceptores y mediadores. Y recordó un estudio realizado en 1999 desde la ONG a su cargo, donde “se tomó nota de casos de violencias de maestros o profesores hacia los alumnos, manifestadas en agresiones verbales y hasta físicas pero ningún hecho como el de la ex Técnica 6”.
  
Estudio nacional.  Por otra parte, un estudio realizado en 2007/2008 por el Ministerio de Educación Nacional a través del Observatorio Argentino de Violencia en las Escuelas señala a “los gritos” como las más frecuentes entre las agresiones de docentes a los estudiantes. El dato figura en el trabajo “La violencia en las escuelas 2007. Un relevamiento desde la mirada de los alumnos”. No se mencionan en el mismo amenazas con arma de fuego de parte de los adultos a un alumno.

A través de este estudio se interrogó a los alumnos del secundario sobre lo que denominaron “situaciones de incivilidad protagonizadas por adultos” en las escuelas. De los resultados, se concluye que los gritos encabezan estas agresiones (un 10,3%), y que son seguidos por las burlas (4%), situaciones de exclusión, en un 3,6 % y los insultos, en 3,4 % de los casos.

Por otra parte, el estudio reporta que un 2,4% de los estudiantes que respondió a este relevamiento dice haber sufrido amenazas de daño a manos de un adulto (algo menos de uno entre cada cuarenta) y un 1,9% reporta haber sufrido daño físico a manos de un adulto.  

Comentarios