Escenario
Sábado 30 de Julio de 2016

"Lo que hacemos es honesto, y eso se ve y contagia"

Miranda! cumple 15 años, y según contó Ale Sergi, líder junto a Juliana Gattas del grupo, conservan el entusiasmo del principio. Empezaron para "divertirse y pasarla bien" y con más de una década de trayectoria -con recitales en Estados Unidos...

Miranda! cumple 15 años, y según contó Ale Sergi, líder junto a Juliana Gattas del grupo, conservan el entusiasmo del principio. Empezaron para "divertirse y pasarla bien" y con más de una década de trayectoria -con recitales en Estados Unidos, Inglaterra, Chile, Uruguay y México, 500 mil discos vendidos y un nuevo álbum en proceso para lanzar el año que viene- se pusieron "más cuidadosos en los arreglos, en sonido, la lírica", sin perder el "espíritu festivo" que transmiten en los shows.

"Fue como que nos exigimos en un 200 por ciento. Me parece que ahora ese es el camino, y estamos tratando de darle otro upgrade a nuestra música", aseguró Sergi. Referentes del pop en Argentina, el cantante aseguró que aún tienen "mucho camino por recorrer" y dijo que la participación como jurados en ciclos televisivos como "La voz argentina" o "Elegidos" potenciaron la proyección de Miranda! a un nuevo público. Ese mismo público con el que compartirá los festejos por los 15 años de la banda, el viernes venidero en el casino City Center, y con un show que recorrerá sus discos y sus grandes éxitos.

"Tenemos canciones de las nuevas, pero también unas cuantas de las viejas. Es como un retrospectivo, un recorrido por todos los temas que han sido singles en nuestra carrera y le sumamos alguna que otra rareza, ya sea o muy nueva o muy muy vieja para los fanáticos, con un show muy completo con todas las canciones de Miranda! y perlitas para los fans", adelantó Sergi.

—¿Cuál pensás que será la canción de Miranda! quedará en la historia?

—Eso es muy difícil... A mí me gustaría que queden todas, pero me parece que no sé si va a quedar una sola en la historia. Si bien quince años es mucho, siento que todavía tenemos bastante camino por recorrer. Y nunca se sabe, por ahí hacemos una que quede en la historia. A mí me parece que ya el grupo se insertó de alguna manera en la música popular argentina, y también latinoamericana, con un estilo diferente. No éramos los únicos que lo hacíamos, pero sí los que lo llevamos a un plano más popular. A partir de eso, un pequeño lugarcito en la historia me parece que vamos a tener.

—¿Cuáles son las que más te representan?

—Creo que todas... Si hablamos de las que más pegaron, es más sencillo. La primera que tuvimos así, a un nivel medio underground fue "Bailarina", después cuando sacamos el segundo disco, "Don" y "Yo te diré" explotaron en todos lados; después en el tercero, "Perfecta", y en este último "Fantasma". Y "Ya lo sabía", del disco "Magistral", también. Creo que son las canciones que han hecho como bisagra o que nos dieron un empujón fuerte hacia otro lugar.

—¿Qué cambió en estos 15 años conceptualmente o musicalmente?

—Cuando empezamos a tocar lo hicimos pensando en prácticamente... No había mucha ambición más que la de pasárnosla bien y divertirnos. Eramos un grupo que se juntaba y tocaba para divertirse. Por eso le hemos dicho que no a casi todo. Después, no es que no querramos divertirnos o no ser amigos, pero la ambición es un poco mayor. Tratamos de ponernos más cuidadosos y más puntillosos en los arreglos, en el sonido, la lírica. Fue como que nos exigimos en un 200 por ciento. Me parece que ahora ese es el camino, estamos tratando de darle otro upgrade a nuestra música. Con Juliana lo que no cambió es ese contacto tácito que tenemos en escena o cuando cantamos juntos. Es muy difícil encontrar con quién cantar a dúo y entenderse perfectamente. Con ella nos pasó desde el primer día y eso no cambió. Eso es lo que disfrutamos nosotros como todo el equipo. La pasamos muy bien de gira y, donde sea que toquemos, siempre lo pasamos bien. También tiene que ver que el show es muy festivo y eso influye.

—Pero además se expandieron a América Latina, Europa y Estados Unidos. ¿Cómo ves esa proyección internacional en sólo 15 años?

—Fuimos hace poquito, estuvimos de gira hace un mes en Londres, Estados Unidos, Chile, Uruguay, y nos fue alucinante. Me parece que lo que hacemos es honesto, que la pasamos bien y eso se ve y contagia, y por otro lado lo tomamos a conciencia. Si bien esto sería, no se si llamarlo trabajo, porque la verdad es muy divertido como para que parezca trabajo (ríe), pero sí lo hacemos de manera profesional, tratamos de que el show esté bien, nos dedicamos a que todo esté bien, el sonido, el vestuario, nos gusta brindar un buen show. Y por otro lado, somos bastante abiertos como para hacer cosas diferentes que terminan reinventando un poco a la banda, para que no sean 15 años de la misma cosa. Siempre tratamos de incorporar cosas diferentes a los discos y en los conciertos, pero también el plano extramusical, como la televisión. Son cosas que de una u otra manera también nos nutren y son parte de la carrera. Y ahora que Juli esté de conductora me parece alucinante. Lo hace súper bien y sirve de muchos para la banda y para desarrollarnos. La verdad que la pantalla hace diferencia y por otro lado nos da soltura para desenvolvernos también en cámara que está buenísimo. Pero a fin de cuenta, si bien somos cantantes y músicos, también somos entretenedores y, bueno, a veces hay que entretener tan sólo hablando, y las entrevistas y todo lo que hacés es parte de la obra. Creo que todo lo que comunicás es parte. La actividad principal nuestra es la música, pero por ahí a alguien le termina de gustar porque nos vio una vez en televisión haciendo alguna monería. Nunca se sabe por qué lado le vas a entrar a la gente. Entonces hay que ser muy consciente y me parece que la experiencia que da la tele es buena para comunicar lo que queremos .

—¿En estos 15 años notaste cierto rechazo por el pop, o que estilo no tiene relación con otros como el rock o la cumbia?

—Puede ser pero me parece que ya está bastante superado. Hay géneros y géneros que van por otros canales. Pero en cuanto a los grupos de rock, pop o cumbia, compartimos estantes similares y en algunos casos no lo veo tan sectorizado. De hecho el estilo que más se escucha ahora es mezcla de cumbia y pop. Y el rock a veces incorpora elementos de cumbia. Para mí se pueden mezclar bastante y después está en cada uno lo que quiere escuchar. El estilo siempre fue mi favorito. A mi gusta tocar esta música porque la adoro. Creo que el grupo de una u otra manera ha sido relevante para el pop argentino y hasta diría latino. Tocamos en muchos lugares llevando este estilo. No es que seamos los únicos que lo tocamos, pero sí que lo llevamos a un plano más popular. De alguna manera somos un eslabón de la música en Argentina y nos sentimos hermanados con otros grupos como otros con nosotros. Creo que lo que pasa es que a veces tanta división de estilos provoca justamente división. Yo pienso en la música como música. En cada estilo voy a escuchar lo que más me gusta y otras cosas no tanto. Pero no es que si es rock o cumbia no me va a gustar, o si es pop me va a gustar todo. Me parece que la música es una sola. A mí me gusta escuchar electrónica, algunas cosas de cumbia, algunas de electrónica no. La división esa no se quién la hace y creo que con el tiempo se va haciendo cada vez menos.

—Vos venís del Oeste de Buenos Aires y también te sentías incómodo con el estilo que querías hacer. ¿Ves una evolución en ese aspecto?

—Creo que cambió mucho. Ahora me parece que hay un poquito más de apertura con la música y los grupos. Se toma un poco más en serio. Creo que en eso siento que hemos aportado un poquito, que Miranda! con lo que hicimos siempre y con la manera que nos embanderamos bajo el signo del pop, siempre demostramos que el pop no tenía que ser solamente un producto generado por productores, que ese era un poco el prejuicio que sentía que había, que no eran hechos por los mismos que después cantaban. Eso tampoco me parece mal. Había mucho ese tipo de comentario. Cuando empezó Miranda! mucha gente pensaba que éramos un grupo también inventado en un escritorio. La verdad lo habíamos inventado, pero nosotros mismos. Cuando vas a hacer una propuesta obviamente que tenés un momento de reflexión acerca de cómo la vas a dar a conocer. Con ese razonamiento todo pasaría a ser un invento y a nosotros no nos parecía mal. Pero creo que con el tiempo logramos que muchos no se avergüencen tanto de tocar pop porque a veces parecía que daba vergüenza y ahora creo que ya no pasa.

—¿Eso habla de prejuicios, o que algo es más cool que otra?

—Sí, pero hay que estar más allá. Es una cuestión de tendencia y uno no puede manejar las tendencias. Lo de rock o pop, es lo que dije, pero lo de cool o no cool, eso es imposible, entonces mejor no preocuparse por el asunto. Para mi lo cool es ser feliz. Mientras yo sea feliz me voy a sentir cool; después, si a otro no le parece tan cool lo que yo hago, bueno, ya fue, va a ser imposible que esté todo el mundo de acuerdo.

—¿Ya están preparando un nuevo disco?

—Sí, el año que viene habrá disco nuevo. Ya tenemos seis canciones casi listas y ahora vamos a empezar con la otra mitad que nos falta.

—Además de los recitales y el álbum, ¿te queda tiempo para tocar con la banda Meteoro?

—A partir de ahora vamos a preparar conciertos de Meteoro para el Personal Fest y hay una posibilidad de que vayamos a tocar a Rosario con la banda. La novedad con ese grupo es que incorporamos como cantante fija a Rosario Ortega, ya que Julieta (Venegas) no podía venir a todos los conciertos y se le estaba complicando un poquito la agenda, así que prefirió dejar el espacio, y ahora estamos saliendo con Rosario y vamos a tocar un poco más.

Comentarios