Edición Impresa
Sábado 03 de Septiembre de 2011

Lo que enferma al magisterio

Las condiciones de enseñanza y los crecientes problemas de violencia influyen de manera decidida en el trabajo de los maestros. Tanto es así que esto es causa directa de que crezcan al año en un 10 por ciento los pedidos de licencia docente por enfermedad (respecto de 2008). El dato lo aportaron desde el Area de Salud y Trabajo (ASyT) de Medicina (UNR), que desde 2008 desarrolla un convenio con el Ministerio de Educación provincial (ver suplemento Educación del 16 de julio pasado).

Entre los datos ofrecidos -por el doctor Jorge Kohen y el psicólogo Edgard Gutiérrez- se aprecia que esas variables son las causas del malestar docente, del sufrimiento y de las enfermedades del magisterio; y que es lo que expulsa prematuramente a los docentes del aula.

Licencias. Otro indicador del ASyT es que la tendencia muestra que "el 75 por ciento que tiene más de 50 años toma licencia de larga duración", número que además habla de la necesidad de modificar el régimen jubilatorio actual.

Tanto Kohen como Gutiérrez consideran que para revertir la situación hay que bajar la edad jubilatoria de los maestros y transformar el rol para que a partir de determinada edad no estén frente al aula, entre otras medidas claves. También que el tema debe ser tratado de manera permanente en la mesa de paritarias.

Control o cuidado. "El trabajo que desarrollamos desde Medicina y en convenio con Educación, se diferencia de un servicio privado de salud por la mirada académica sobre la salud física y mental", señaló en el informe mencionado el doctor Jorge Kohen, que esta semana fue noticia por haber sido desplazado de la dirección del área por decisión del decano de Medicina, Miguel Angel Farroni. Aunque diferentes versiones atribuyen también este alejamiento a diferencias entre el profesional y la ministra de Educación, Elida Rasino, sobre la manera de entender la conducción del ASyT.

Comentarios