Policiales
Viernes 10 de Febrero de 2017

Lo mataron de un balazo y sus allegados fueron a quemar la casa del asesino

Ocurrió en Humberto Primo y Felipe Moré. La víctima tenía 17 años y recibió un disparo mientras iba en moto con su primo, quien identificó al asesino. Luego, los amigos y familiares del chico fallecido intentaron quemar la casa del acusado.

Un chico de 17 años murió esta madrugada tras recibir un impacto de bala en la cintura mientras iba en una moto que manejaba su primo de 18. El ataque a los jóvenes se produjo en Humberto Primo y Felipe Moré, pero la víctima falleció poco después en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez.
La muerte del chico, Kevin Nicolás Aguirre, desató una violenta reacción de sus allegaros quienes, según la versión policial, prendieron fuego la casa donde vive el supuesto autor del asesinato, en Humberto Primo al 2100.
asesinatokevin.jpg
Humberto Primo y Felipe Moré, el lugar donde ocurrió el asesinato de Kevin Aguirre. 
Humberto Primo y Felipe Moré, el lugar donde ocurrió el asesinato de Kevin Aguirre.

Fuentes de la investigación indicaron a La Capital que todo sucedió alrededor de las 22 de anoche cuando personal de policial fue enviado Humberto Primo y Felipe Moré donde hallaron a un hombre joven tendido en la vía pública y a su lado otro muchacho junto a una motocicleta. Esta persona, identificada como Michael P., de 18 años, contó que unos minutos antes conducía su moto por Humberto Primo, llevando como acompañante a su primo de 16 años.
El testigo contó que cuando llegaron al cruce con Felipe Moré, una persona los atacó a balazos y que como consecuencia de esa agresión su primo resultó herido. Según el parte policial, el familiar del chico lesionado dijo que conocía al agresor y brindó su nombre. Posteriormente, la víctima fue derivada al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde los médicos diagnosticaron que tenía una lesión en la cintura y que ya había fallecido.
aheca.jpg
La víctima fue conducida al Hospital Clemente Alvarez, pero falleció a los pocos minutos.
La víctima fue conducida al Hospital Clemente Alvarez, pero falleció a los pocos minutos.

La policía reportó que en el lugar del hecho secuestró dos vainas servidas y que minutos antes de las 2 los Bomberos Zapadores tuvieron que acudir a una casilla precaria ubicada en Humberto Primo al 2100, donde se había producido un incendio que lograron sofocar. Según los testigos, en esa casa vive el presunto asesino del chico.
La investigación del caso está en manos del fiscal Pablo Pinto.

Comentarios