Policiales
Sábado 12 de Noviembre de 2016

Lo mataron a balazos cuando volvía en moto a su vivienda y junto a su familia

La víctima, empleado de una empresa de recolección de residuos, había compartido una cena familiar y mirado el partido Argentina-Brasil.

Pocos minutos habían pasado de las 22.30 cuando la televisión mostró el final del partido en el que Brasil le ganó a Argentina 3 a 0 en Belo Horizonte. Mascando bronca por el resultado, Javier Fleitas se despidió de los parientes con los que había cenado y compartido la televisación y salió de la casa de Juan Canals y Callao donde estaba para ir hacia su vivienda de Flammarión al 2600. Es decir a sólo 400 metros de allí. Con él, en una moto Honda Twister, iban su esposa y el pequeño hijo de ambos, de 5 años. Dicen que "Javito", como lo conocían, había utilizado frenéticamente su celular durante todo el partido y mientras cenaba. Al salir, el muchacho tomó por Callao hacia la vías, pero poco antes de atravesar el cruce con Mister Ross un auto gris le cerró el paso e hizo caer el rodado y a todos sus ocupantes. Entonces sonaron al menos cuatro balazos que impactaron en Fleitas y su compañera. "Javito" recibió entre tres y cuatro heridas, una de ellas en el cuello. A su esposa un proyectil le perforó el brazo izquierdo. El nene, en tanto, resultó ileso y salió corriendo despavorido mientras el auto de los agresores desapareció raudamente.

Ruidos. "Fue algo raro, muy horrible. Se ve que lo venían siguiendo. Primero se escuchó una frenada, después al menos cuatro disparos, y por último el ruido del motor del auto que salió bien rápido por Callao. Los gritos de la mujer pidiendo ayuda eran desgarradores. La chica tenía un balazo en el brazo izquierdo y corría desesperada porque el nene se asustó y salió hacia calle Rodríguez. El muchacho que manejaba como cayó, quedó. Tirado sobre la moto, junto a la zanja", confió una vecina que reside a metros de la esquina donde fue asesinado Fleitas.

   "Javito" estaba desde hace tres años en el complejo de viviendas donde la Municipalidad reubicó a vecinos de barrio Itatí, sobre calle Flammarión, a escasos 100 metros de Ovidio Lagos. Trabajaba en la empresa de recolección de residuos Lime desde hacía siete años y era padre de un nene de cinco años.

   "Javito era un tipo callado, de esos que son metidos para adentro. Un tipo que no se metía con nadie. No tenía broncas con nadie. La verdad es que no sabemos por dónde puede venir todo ésto. Sabemos que hace una semana tuvo un problema con un compañero de trabajo, pero sería una locura pensar que eso pudo haber terminado en que lo mataran", explicó uno de los parientes de Fleitas a la puerta de su casa. Sobre la vereda, sentada al sol y arropada con una manta, Rosa, su pareja, no dejaba de sollozar con su mirada clavada en un punto fijo.

Celular a full. Según se pudo reconstruir tras dialogar con familiares y vecinos, el jueves a la noche Javito y su familia llegaron hasta la casa de un pariente para ver el partido de las eliminatorias entre las selecciones de Argentina y Brasil. Tras la derrota, Fleitas y los suyos se fueron porque él debía madrugar para ir a trabajar. Sus familiares acotaron que durante el partido el hombre había mantenido frenéticos contactos vía celular. "El teléfono lo incautó el fiscal para peritarlo. Ahí están esos últimos mensajes", explicó una pariente. Luego, con su familia a bordo de la moto, tomó por Callao rumbo a su casa. "Fue extraño, porque Javito nunca volvía por Callao. Siempre dijo que es muy oscura y por eso regresaba por Ovidio Lagos", acotó otro familiar.

   Esquivando baches, Javito llegó hasta la bocacalle de Mister Ross, una esquina mal iluminada y dominada por tupidas plantas con flores y pocos vecinos viviendo en un radio de 30 metros. "Yo escuché una frenada y pensé que era un choque, que es algo habitual. Pero enseguida comenzaron los disparos. Después un auto salió acelerando y se empezaron a escuchar los gritos de la mujer del muchacho. Cuando salí el pibe estaba muerto, tirado sobre la moto", indicó una de las vecinas.

   "Recién terminaba el partido de Argentina. Escuchamos los disparos y pensamos que era un brasileño festejando. Después escuchamos el acelerar de un auto y cuando salimos nos topamos con el pibe muerto y su mujer pidiendo ayuda a los gritos", rememoró otro vecino.

   Una de las versiones que rondó la escena del crimen de Fleitas fue que el hombre podría haber sido víctima de un enfrentamiento dentro del Sindicato de Obreros y Empleados de Servicios de Recolección y Barrido Manual de Calles y Afines. Pero los familiares descartaron esa posibilidad. "Javito era un muchacho trabajador que no se metía en problemas. Hace unos días tuvo un encontronazo con un chofer de la empresa, pero no creemos que eso tenga algo que ver con su muerte. Igual, Javito era un tipo muy reservado", indicó otro familiar. El asesinato de Fleitas es investigado por el fiscal Luis Schiappa Pietra quien comisionó a efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) para que relevaran datos sobre el terreno.


Comentarios