Policiales
Martes 07 de Junio de 2016

Lo investigaban por ocho homicidios y cayó por raptar a una joven

Un ciudadano peruano que era investigado como posible autor de ocho homicidios en la villa 1-11-14 del Bajo Flores porteño fue arrestado por raptar a una chica de 19 años.

Un ciudadano peruano que era investigado como posible autor de ocho homicidios en la villa 1-11-14 del Bajo Flores porteño fue arrestado por raptar a una chica de 19 años luego de que la hermana de la víctima aportase datos contra él por uno de los crímenes. Fuentes policiales lo identificaron como William Ore Cisneros, de 31 años y considerado "uno de los más temidos de la villa 1-11-14".

Fuentes policiales indicaron que el hombre había capturado a la joven el viernes en represalia contra una hermana de ella que lo había denunciado por el crimen de Diego Roberto Rivera Santiesteban, también peruano, cometido en 2015. "Es investigado por la Fiscalía de Pompeya en tres homicidios, pero en la villa dicen que asesinó a cinco personas más. Tanto miedo le tienen que nadie se anima a declarar y por eso no fue preso antes", dijo la fuente.

Si bien se conoció ayer, la detención de Cisneros fue el viernes por la noche en una casa de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano bonaerense. Los efectivos rescataron a una chica peruana de 19 años y detuvieron a Cisneros y a un presunto lugarteniente, Alan Fernando Valdivieso, de 30 años y también peruano.

En poder de los imputados se secuestraron dos revólveres calibre 32 y 38, así como 134 municiones y una bolsa con 45 dosis de lo que parecía ser clorhidrato de cocaína y pasta base. Un portavoz policial dijo que en el lugar había un altar con imágenes de San La Muerte al que "William le pedía dinero y a cambio le ofrecía vidas humanas".

Cautiva. La historia se desencadenó el viernes cerca de las 14 cuando William y dos cómplices se llevaron cautiva a la chica de 19 años de su casa de la villa 1-11-14 en una Peugeot Partner. El caso fue derivado a los policías de homicidios que investigaban al sospechoso por varios crímenes.

La causa recayó en la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini, quien ordenó tareas de inteligencia. En pocas horas, los detectives averiguaron que los delincuentes se habían llevado cautiva a la chica y que un posible sitio de cautiverio era la casa de Ingeniero Budge. A la noche se hizo el operativo en el que fue liberada la joven, quien manifestó que el hombre la golpeó y la amenazó con matarla a ella y a toda su familia.

Las fuentes consultadas dijeron que ahora se espera que la gente del Bajo Flores comience a perder el miedo y se presente a declarar lo que saben para que también quede detenido en el marco de alguno de los homicidios por los que se lo investiga.

Comentarios