Policiales
Martes 05 de Julio de 2016

Lo golpean y balean al llegar a su domicilio

Un hombre de 31 años fue golpeado y baleado en la medianoche del domingo tras ser emboscado por varios delincuentes en su casa de la ciudad de Pérez. Como consecuencia del ataque la víctima del hecho fue internada en el Hospital Provincial. Al cierre de esta edición, los investigadores policiales y judiciales no habían determinado la motivación del violento incidente.

Un hombre de 31 años fue golpeado y baleado en la medianoche del domingo tras ser emboscado por varios delincuentes en su casa de la ciudad de Pérez. Como consecuencia del ataque la víctima del hecho fue internada en el Hospital Provincial. Al cierre de esta edición, los investigadores policiales y judiciales no habían determinado la motivación del violento incidente.

Una fuente policial indicó que cerca de la medianoche del domingo Raúl J. se disponía a ingresar a una vivienda de Juan XXIII al 1700 de Pérez cuando al parecer se le acercó un grupo de personas que, sin mediar palabras, lo sometieron a una golpiza. Incluso antes de marcharse, uno de los agresores desenfundó un arma, abrió fuego y entonces dos balazos atravesaron la pierna izquierda del dueño de casa.

Según el portavoz consultad, Raúl J. se desplomó en la vereda y un rato después fue trasladado en una ambulancia del Sies al Hospital Provincial de Rosario, donde ingresó cerca de la 0.40 del lunes.

Además de las dos heridas de arma de fuego en la pierna, el hombre herido presentaba politraumatismo de cráneo, pero sin pérdida de conocimiento. El episodio ocurrió en jurisdicción de la comisaría 22ª.

Grave. En otro orden, un muchacho de 29 años resultó lesionado de gravedad en un aparente intento de robo.

El vocero policial consultado indicó que alrededor de las 8.30 del domingo David Alejandro G. se encontraba con un amigo en el cruce de bulevar Rondeau y Gallo cuando en circunstancias que no fueron fehacientemente establecidas fue atacado. "Lo único que recuerda la víctima, según contó, es que le pegaron y le sacaron la campera", explicó el portavoz policial consultado.

Luego del suceso David G. fue trasladado al Hospital Provincial, donde los médicos determinaron que los golpes le habían provocado una lesión en el ojo izquierdo.

En el centro asistencial el muchacho fue operado el domingo a la tarde pero no se descartaba que el pudiera perder la visión en ese ojo. El episodio ocurrió en jurisdicción de la subcomisaría 27ª, en la zona norte.

Comentarios