Donald Trump
Domingo 13 de Noviembre de 2016

Lo financiero sobre lo real

Las subas de tasas a nivel internacional obligan a replantear el escenario económico nacional. El endeudamiento se hará cuesta arriba.

Las subas de tasas a nivel internacional obligan a replantear el escenario económico nacional. El endeudamiento se hará cuesta arriba. Tipo de cambio y tasas en pesos, en la mira. Sube la soja en el 2017.

Ganó Donald Trump y volvieron al escenario los negocios financieros. La política republicana se caracterizó por devaluar el signo monetario, subas de materias primas, tasas elevadas y bolsas en franco ascenso. A partir de aquí saque sus propias conclusiones para los negocios.

Las tasas de retorno de los bonos americanos a 10 años se ubican por encima del 2% anual, y a 30 años se aproxima al 3% anual. Esto nos indica que vuelven a ponerse atractivos los negocios financieros.

Un bono con descuento con vencimiento al año 2033 vale en bolsa u$s 156,0 y paga una renta de u$s11,60 al año. La particularidad es que paga renta el 30 de diciembre y 30 de junio, desde hoy al 30 de diciembre de 2017 te paga renta por un total de u$s 17,40, un 11% del total invertido en dólares, en apenas 13 meses y 18 días. Contra esta tasa de retorno no hay con que darle en la economía real.

Las acciones se cayeron, pero cuidado, somos muy optimistas a futuro, nos parece que el mercado estaba sobrevaluado cuando cotizaba en otro de los 18.000 puntos, a menos de 15.000 puntos se pone atractivo, hay que seguir de cerca lo que sucede con los bancos, energéticas y especialmente YPF.

El dólar en Argentina no mostraría variaciones significativas, por más que el mundo se no caiga encima. El blanqueo es un camino sin retorno, ingresaran muchos dólares al país, y la moneda americana se mantendrá ofrecida hasta mediados del año próximo.

Las tasas de interés bajaron a niveles del 26,25% anual a 35 días, es un nivel muy alto, pero la inflación no cede. El Banco Central deberá elegir entre la ortodoxia de los libros, o alivianar carga para que la economía tome velocidad. Con estas tasas la economía no arranca. Hemos visto el final de la caída, pero estamos en una L, el mercado tendrá un comportamiento muy tranquilo en las próximas semanas.

El gobierno quiere imponer en el mercado el ahora 18, es una buena idea, pero no logrará dinamizar los mercados. La gente no quiere más cuotas, desea más previsibilidad y necesita flujo de fondos más elevados.

El presidente debería replantearse el escenario económico 2017, las tasas en el mundo serán más elevadas, lo que obligaría a tomar menos deuda. Los precios de las materias primas podrían ser más altos. El petróleo tendría un precio más competitivo. Las rentabilidades de los negocios van a competir con la rentabilidad de los títulos públicos, que no pagan impuestos a las ganancias ni bienes personales.

El consumo vuelve a ser el gran afectado de cara al año 2017, habrá que barajar y dar de nuevo, este plan económico quedo caduco con el nuevo escenario mundial. Lo que se dice en la jerga popular, recalculando.

Lo mejor de la semana

En la provincia de Santa Fe en los primeros 8 meses del año se anunciaron inversiones por $ 15.525 millones, de las cuales el 40% se concentra en el sector agroexportador. Creemos que en los próximos dos años este sector solo, aportaría unos u$s 1.000 millones adicionales. Si a esto le sumamos que Santa Fe ya recibió u$s 250 millones por la colocación del bono en el exterior, para 2017 hay crecimiento asegurado. El gobierno nacional anunció inversiones público-privadas por u$s 53.000 millones hasta el año 2019.

Lo peor de la semana

La suba de la tasa de interés internacional obliga a replantear el escenario de negocios en la economía real. Ahora hay que competir con tasas de interés muy altas, que son un costo de oportunidad difícil de superar. Las tasas en pesos se ubican en el 23% anual a 9 meses, y un bono en dólares al 2033 rinde el 7,3% en dólares. Cada vez hay más gente con ganas de invertir en bonos, que en la economía real.

Nos preocupa. Las inundaciones en toda la Argentina, nadie habla de este tema, pero el clima nos está jugando una mala pasada en el campo. Se está retrasando la cosecha, y esto atentará contra la cantidad cosechada a futuro. Estos son menos dólares genuinos, y más endeudamiento para el año 2017. La contracara de este escenario es que vemos a la soja a la suba, hay una gran demanda internacional, y la cosecha de Sudamérica de la próxima campaña será inferior a la que proyectan en Estados Unidos.

Conclusión

No hay que dramatizar por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos. Como todo empresario, se quejaba porque las tasas bajas beneficiaban a los demócratas antes de las elecciones, eso no quiere decir que le gusten las tasas elevadas. A partir del 20 de enero (fecha que asume el nuevo presidente en EEUU) veremos un cambio brutal en la forma de hacer negocios. Los bancos volverán a brillar con sus ganancias, las materias primas subirán de precios, vamos a un mundo más proteccionista y una probable guerra de monedas. Argentina tendrá que buscar un lugar en ese nuevo mundo, un precio del dólar más elevado, tasas internas más bajas y reactivar el consumo interno, de lo contrario el gobierno tendrá dificultades para ganar en las elecciones de mitad de mandato de 2017. Al final lo único que cuenta son los votos, no tenemos enemigos permanentes, ni amigos perpetuos.

Comentarios