Policiales
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

Lo condenaron a 13 años de cárcel al hallarlo cómplice primario de un crimen

La pena recayó en David Enrique López, a quien le atribuyen haber entregado a Lucas Ezequiel Escalada para que lo mataran.

David Enrique López, un hombre de 30 años que fue sometido a juicio oral por el crimen de Lucas Ezequiel Escalada en 2014 en villa Banana, fue condenado a 13 años de cárcel como cómplice primario del autor material, quien no llegó al debate porque fue asesinado siete meses después. En un fallo unánime, los tres jueces del tribunal le aplicaron esa pena a la que se sumaron 6 meses de una sentencia previa del año pasado. La defensa reclamaba su absolución y apelará la condena.

La lectura del fallo se realizó ayer a las 13 en una sala de Tribunales a la que no asistió público. López llegó esposado y se sentó en compañía de sus defensores a esperar que ingresaran los integrantes del tribunal Carlos Leiva, Delia Paleari y Gonzalo López Quintana, quien leyó los puntos de la parte resolutiva del fallo. Como se estila, los fundamentos se darán a conocer en unos días. En primer lugar los magistrados rechazaron las nulidades que había pedido el defensor público Gonzalo Armas y luego aplicaron la condena a 13 años de cárcel para López como cómplice primario de un homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

A esa pena se le sumarán otros 6 meses de prisión que había recibido el 9 de octubre de 2015 en un juzgado Correccional del viejo sistema penal. Tras la rápida lectura el joven fue esposado y retirado de la sala por el personal a cargo de la custodia. "Voy a apelar el fallo porque creo que no había elementos para una condena", planteó al salir el defensor Armas, quien representó a López junto a Nancy Zully.

Rol protagónico. López fue acusado por el fiscal Miguel Moreno de ejercer un rol "protagónico" en el crimen de Escalada, un albañil de 22 años baleado con un tiro en el pecho el 22 de junio de 2014 en Ocampo y Felipe Moré. Lo acusó de haber sido quien le marcó la víctima al homicida cuando caminaba por el barrio. El ejecutor fue Germán Carabajal, de 27 años. No había tenido conflictos previos con Escalada pero un día antes del crimen un hermano de éste había baleado a un hermano suyo. Carabajal fue asesinado en la misma esquina de Ocampo y Felipe Moré con un disparo en el pecho el 16 de enero de 2015.

El fiscal le adjudicó a López ese rol decisivo (más grave que el de un partícipe) en base a los relatos de dos testigos que declararon en las audiencias. Uno es Emiliano R., quien dijo haber escuchado a López decirle a Carabajal: "Ahí pasa el hermano del gil que le pegó a tu hermano, andá a pegarle". El otro testimonio es el de Débora L., quien sostuvo que López "se jactó de su conducta" y que en una ocasión le dijo: "Yo trabajo para él (Carabajal) y se lo tuve que entregar". La misma mujer manifestó haber escuchado en la playa del "Caribe canalla" que López dijo: "Yo no lo maté, sólo lo entregué".

Sólo un testigo. López declaró más de una vez en el juicio y se desligó de esas acusaciones. Se ubicó como un testigo circunstancial de los hechos y dijo ser inocente. "Tuve problemas con las adicciones, pero pude salir adelante. Tengo un hijo de 7 años y una nena de un año y cuatro meses. Lo que me está pasando es una injusticia y estoy perdiendo la crianza de mis hijos", dijo en su última exposición ante los jueces.

El acusado contó que el día del hecho estaba tomando una gaseosa con su mujer y unos amigos en Felipe Moré y Ocampo cuando observó que pasaron dos muchachos y una chica que iban a comprar la "porquería" (droga) a un quiosco detrás de las vías. "En ese momento vi a Carabajal que estaba con Eduardo S., que vendía droga en el barrio. Eran amigos y estaban parados uno enfrente del otro. Al rato, los tres que habían ido a comprar la porquería salieron por Felipe Moré y Ocampo. Entonces Eduardo se le acercó a Carabajal, le entregó un arma y «El niño Jony» le dijo: «Ese es el hermano del que le tiró a tu hermano». Carabajal corrió con el arma y cuando lo alcanzó (a Escalada) le disparó al tórax", relató. Según contó, el atacante gritó "esto es por lo que le hiciste a mi hermano" y disparó otro balazo.

El equipo de la Fiscalía —que solicitaba 16 años para López bajo un encuadre penal con pena mínima de 10 años y 8 meses— se retiró conforme con el fallo. "No era un caso fácil. La defensa planteaba que el aporte era atípico pero nosotros sosteníamos que sí estaba vinculado con el hecho", dijo Miguel Moreno, y recordó que la defensa planteó la nulidad del proceso, de la acusación y de los alegatos de clausura además de objeciones sobre la prueba. En ese marco, consideró: "El fallo es muy satisfactorio porque valoró la prueba de la misma manera que lo hicimos nosotros desde el primer día".

Comentarios