Central
Miércoles 05 de Octubre de 2016

Lo Celso: "Los dos partidos, ante Boca y Newell's, hay que ganarlos"

En medio de la disputa por fechas y sede de Copa Argentina, Lo Celso se apartó del tema y dijo que "tanto con Boca como en el clásico vamos a estar obligados".

"En lo personal no me varía en nada porque sabemos que a los dos partidos hay que ganarlos". Giovani Lo Celso se apartó de la a esta altura durísima disputa que hay entre la dirigencia de Central y Boca por la fecha del partido por Copa Argentina, en la que también talla nada más ni nada menos que el clásico contra Newell's. Sonó una respuesta sincera, sin casete, quizá con la inocencia y el desparpajo que el enganche canalla aún muestra dentro de la cancha. Es cierto, ese tema, que hoy sigue sin resolución y que se roba la atención de muchos (ver aparte), no es algo que le competa. Por eso a la hora de ponerle palabras lo hizo desde el lado más elemental y que tiene que ver con la responsabilidad que, cree, tendrá el equipo cuándo y dónde juegue. "Tanto con Boca como en el clásico vamos a estar obligados porque son partidos trascendentales", agregó el futuro jugador de Paris Saint-Germain.

Sin apartarse de lo que es la previa de la Copa Argentina, Lo Celso coincidió "con mis compañeros y también el Chacho", quienes habían señalado que "lo que pasó en ese partido ya no lo podemos recuperar. Se puede tratar como una revancha porque es el mismo rival, pero lo tomaremos como un partido trascendental, en el que si perdés no tenés revancha. Tenemos mucho tiempo para prepararlo y tendremos que aprovecharlo".

En realidad donde intentó hacer foco el hábil volante es en esa "linda seguidilla" de partidos "que motiva muchísimo". Por eso no deja de lado el choque contra Estudiantes. "Primero enfrentaremos al puntero y después Boca y Newell's. Son partidos que nos van a marcar como equipo para darnos cuenta para qué estamos", tiró Gio.

Punto de inflexión para el Canalla el choque contra el puntero. "Sabemos que no sólo es un partido para achicarle puntos, sino que puede ser un gran envión anímico para lo que viene. Nos jugamos muchas cosas y tomaremos todos los recaudos porque es un gran equipo", argumentó.

—¿Cómo valorás este freno en el torneo?

—Es una semana distinta, sabiendo que no hay fecha, pero siempre pensando en mejorar día a día. Viene bien para recuperar a algunos compañeros que están lesionados y para prepararnos porque después de esto se viene una seguidilla muy dura de partidos.

—¿Es de los parates que se pueden lamentar por lo que habían mostrado en el último partido?

—Con la imagen que dejamos en el último partido podemos decir "cómo no jugamos al día siguiente", porque fue una victoria contundente, pero no nos cambia en nada. Como dije, nos puede venir bien para recuperar lesionados, pero la verdad va a estar cuando juguemos el próximo partido. Ya sabíamos de este descanso y por eso también hicimos un esfuerzo mayor.

—¿El Central que se vio contra Arsenal es el que quieren?

—Lo de Arsenal es a lo que nos queremos acercar en cuanto a la idea de juego, que tiene que ver con el Central que estábamos acostumbrados. Por momentos hicimos grandes partidos, pero no tuvimos la contundencia que sí mostramos el sábado. Con Arsenal por ejemplo en el primer tiempo no pudimos generar lo que sí generamos en el segundo y en esos 45 minutos entraron todas las que no habían entrado a lo largo del torneo.

—En el torneo Central es uno de los equipos que más faltas recibió y vos en particular, ¿se siente eso?

—Sabemos que por nuestro estilo de juego lo que los rivales quieren hacer es cortar nuestro ritmo del partido, por eso recibimos muchas faltas. Contra Arsenal hice una falta y me sacaron amarilla cuando ya me habían hecho cuatro o cinco sin que al rival le mostraran una tarjeta. Por eso le dije a Pitana por qué pasaba eso. Pero bueno, contra Rafaela ya me había pasado lo mismo.

—Es lógico que ya te tengan más visto.

—Sí. Con el correr de los partidos mis propios compañeros me venían diciendo que los rivales me conocían más, que ya no era el chico de unos pocos partidos en primera. Más allá de eso, el hecho de los foules y las patadas no me modifica nada, más allá de que algunos me miden con otra vara (risas).

—¿Qué análisis hacés de tu rendimiento? Después de Arsenal dijiste que no te habías ido muy conforme.

—Sí, lo que no me había dejado conforme había sido principalmente lo del primer tiempo, pero que igualmente me iba feliz por el partido que había hecho el equipo porque se lució, con un gran trabajo en todas las líneas. Por el primer tiempo sí me fui un poco fastidioso, porque no era lo que buscaba, pero soy muy autoexigente y cuando no hago un buen partido lo noto. Igual en el segundo tiempo salimos con otra cabeza.

—¿Por qué se da eso de salir a jugar con otra cabeza, demostrando que les cuesta encontrarle la vuelta a un partido?

—Lo que pasa que en el entretiempo corregís muchas cosas y el técnico te hace ver algunas cuestiones que dentro de la cancha no podemos cambiar. El otro día, con la mente un poco más fría, el Chacho vio bien las cosas, por eso aparecieron los espacios.

Para Gio, los gestos entre compañeros "se ven en todos los partidos"

Giovani Lo Celso ve el fútbol con demasiada simpleza. Al menos es lo que demuestra dentro de la cancha. Y fuera de ella se expresa en ese tenor. Tal vez por eso le haya bajado el perfil a los gestos entre compañeros de los que se habló la semana pasada. "Son circunstancias del partido y se entienden porque el juego a veces está cerrado y eso genera fastidio. Me parece que se polemizó demasiado porque son cosas que se ven en todos los partidos, que se arreglan dentro de la cancha o en el mismo vestuario", reflexionó Gio.

Comentarios