Policiales
Viernes 20 de Mayo de 2016

Lo asesinaron a balazos en una saga que tiene a su familia bajo la mira

Ismael Machado fue asesinado la tarde del lunes en zona sur. Otros tres familiares tuvieron el mismo destino. Oscuros móviles detrás del hecho.

A Ismael Machado lo buscaban para matarlo. Y el miércoles a la tardecita lo encontraron y lo ejecutaron con cinco balazos. Fue en pasaje Chávez al 700 (Buenos Aires al 6600), a metros de las nuevas vías que van a la Capital Federal, en el barrio Vicente López. Tenía 36 años y según relataron testigos, estaba con un amigo cuando fue abordado por un hombre armado que bajó de un auto color negro estacionado al otro lado de la vía. Después, el matador comenzó a disparar desde unos 30 metros mientras caminaba acercándose a su víctima. Cuando lo tuvo a tiro, lo remató en el piso. Otro vecino de la cuadra, que estaba junto a sus hijos de 2 y 8 años ajeno al hecho, resultó herido con un balazo en la pierna derecha al intentar proteger a los niños. Al huir, el asesino se topó con un testigo al que también persiguió varios metros disparándole, aunque el pibe logró escabullirse en la oscuridad.

No es la primera vez que la familia Machado es víctima de una muerte violenta. Ismael es el cuarto hombre del clan que cae asesinado en los últimos dos años (ver aparte). Y según los vecinos, todas las muertes tienen un mismo móvil. "La madre de estos muchachos tiene una casa que quieren usurpar (un tal Iván) para meter sus negocios ahí. Ese Iván no anda con vueltas. Va en su silla de ruedas y si te conoce te amenaza y te dice que a tu pariente te lo va a traer muerto", explicó un conocedor del escenario donde se desarrolla el conflicto.

En ese sentido, para los allegados a los Machado los hermanos Jesús David e Ismael y su primo Damián Oviedo fueron asesinados por la misma gavilla. Una banda comandada por un hombre en silla de ruedas llamado Iván que opera en "el fondo" del barrio Las Flores, como los vecinos reconocen a las inmediaciones del Centro de Atención Primaria de Salud (Caps) Nº 15 "Juan Domingo Perón", ubicado en Guaria Morada y Estrella Federal.

Vivía de changas. Ismael Machado tenía 36 años y un hijo de 10 que afronta severos problemas psicológicos ya que fue testigo del asesinato de su tío Sergio, en diciembre de 2014. El hombre trabajaba haciendo changas, básicamente en la construcción, y los fines de semana ayudaba en una rotisería. De acuerdo a lo que se pudo reconstruir del diálogo con vecinos y testigos, Machado llegó hasta pasaje Chávez al 700 con un amigo a bordo de una moto. La cortada está ubicada a seis cuadras del apeadero Rosario Sur, tiene escasos 150 metros y corre paralela a calle Blandengues, entre las vías y Buenos Aires.

Machado y su amigo regresaban del Parque Yrigoyen, en la zona de 27 de Febrero y Maipú, donde habían ido a pasar el rato. Una vez llegados a la cortada se quedaron en las inmediaciones de un quiosco que funciona casi pegado a las vías. Aproximadamente a las 19.30, un auto negro se estacionó por Calle 503 (prolongación de pasaje Chávez al oeste de las vías). En el auto iban cuatro personas y tres de ellas fueron individualizadas por ocasionales vecinos. Aseguran que en el vehículo viajaban "El inválido Iván y Bebote", según relataron. El que bajó arma en mano fue Bebote, quien comenzó a caminar hacia donde estaba Machado. Al tenerlo en la mira, comenzó a jalar el gatillo como si practicara un juego de rol.

Cuando Machado escuchó las detonaciones intentó refugiarse en una vivienda, pero la puerta estaba cerrada. Entonces recibió los primeros impactos. Un vecino que estaba con sus hijos quedó en la línea de fuego y resultó herido. "El muchacho estaba con sus hijos. Uno de los pibitos estaba tomando una chocolatada. El balazo que le pegó al padre en el muslo estalló el envase de la chocolatada", explicó una vecina. "El amigo que estaba con él trató de ayudarlo, pero no pudo. Ismael se cayó casi adentro de la zanja. Pero el asesino llegó y lo remató en el piso", explicó la doña. Machado recibió impactos en tórax, en uno de sus parietales, en la región lumbar izquierda, en la zona inguinal y en el cráneo.

Consultados los familiares de la víctima indicaron que Ismael no tenía "broncas con nadie" y admitieron que denunciaron en la Fiscalía de Homicidios al morir Jesús David (el pasado 5 de mayo) que el conflicto está planteado por la usurpación de la casa de la madre de los Machado, en calle Heliotropo. Dijeron que la víctima sólo tenía impactos de bala.

Sin móviles claros. Por su parte, en rueda de prensa el fiscal Adrián Spelta indicó que Machado fue atacado en la vía pública por un hombre armado que disparó luego de un cruce de palabras. Dijo que tenía heridas de arma de fuego y arma blanca "según el relato de testigos, muy pocos, y que según la Policía Científica se trataría de un machete", indicó Spelta. "El móvil no está establecido", agregó.

"Nosotros queremos que desde la Fiscalía nos provean de una custodia porque tenemos miedo. Estos no son nenes de pecho. Este es el tercer familiar que nos matan y necesitamos que nos den protección", explicó un familiar de Machado.

Comentarios