Newell's
Lunes 17 de Octubre de 2016

"Llegamos muy bien al clásico"

Diego Osella, que dirigió tras la internación, dijo que su equipo logró un triunfo "justo".

"Llegamos muy bien al clásico", dijo Diego Osella tras la victoria en el Coloso Marcelo Bielsa y con la dosis de calma que le llegó gracias a ese resultado que necesitaba en la previa al duelo con Central. Newell's hizo lo que necesitaba: ganar. Un resultado que le arrojó una enorme dosis de tranquilidad para transitar la semana que lo depositará en el Gigante de Arroyito, donde visitará a su eterno rival que hoy luce herido por la polémica caída en La Plata. "Los clásicos son partidos aparte. No importa cómo se llega", abundó en una referencia repetida en cada previa, pero que marca una realidad.

Osella vivió unos días intensos, con internación mediante por una arritmia, pero a pesar de eso estuvo junto al equipo para dirigirlo desde el banco de suplentes. No se quiso perder la presentación con triunfo incluido que lo mantiene como protagonista en el torneo. E hizo oídos sordos a la recomendación del médico de que se tomara un descanso. "No vi a mi familia, sólo a mi esposa", contó el DT en el medio de la alegría que lo embargaba por la conquista obtenida en casa y con su gente que lo acompañó ansiosa con poder festejar.

"Estamos contentos porque seguimos sin perder y haciendo una localía fuerte. Continuamos prendidos ahí arriba. Si bien no fue un partido vistoso, el triunfo fue justo", reconoció el oriundo de Acebal haciendo hincapié en una meta que siempre tienen los técnicos, la de sumar la mayor cantidad de unidades jugando en casa. De hecho, los tres cotejos que disputó los ganó a todos.

La Lepra ayer tenía un desafío porque se presentó con cuatro bajas, por eso el DT sostuvo: "A todos les digo que se preparen para su minuto, tuvimos un partido muy duro, el rival es muy intenso y hubo paciencia".

Newell's sumó otra vez de a tres para quedar como escolta del único líder Estudiantes. Un resultado que lo empuja desde lo anímico para ir a disputar el clásico e intentar cortar la racha adversa de los últimos años. Por eso la gente gritó "el domingo cueste lo que cueste", a lo que Diego contestó: "La gente a los clásicos los quiere ganar igual que nosotros; vamos a preparar la mejor semana para poder darle una alegría".

El rojinegro, que se mantiene invicto al cabo de seis fechas, triunfó y enseguida dio vuelta la página. El Lobo pasó rápidamente a la historia y hoy se piensa en el encuentro del domingo ante los canallas. Para transitar siete días especiales y de máxima ansiedad. "Se viene una semana larga y hay que prepararse para ir a jugar a una cancha donde tenemos que dejar todo", cerró Osella.

Comentarios