Información Gral
Miércoles 08 de Junio de 2016

Llega el primer crucero sexual del mundo para gente con mente abierta

Se trata de un viaje para 700 personas que partirá el 26 de septiembre y el 3 de octubre del año próximo. Los organizadores aseguran que "les cambiará la vida a quien prueben esta experiencia".

Un crucero para gente con mente abierta y dispuesta a experimentar los placeres del sexo partirá el 26 de septiembre del año próximo y hasta el 3 de octubre de ese año surcará las aguas de los mares Mediterráneo y Adriático.
El viaje del Azamara Quest, de la compañía mexicana original Cruise, durará ocho días, será para unas 700 personas que busquen experiencias nuevas. Está diseñado especialmente para parejas que tengan una mente abierta y quieran llevar su sexualidad a un nivel nuevo, ya sea entre dos o más personas.
La embarcación tiene 180 metros de eslora y 25 metros de puntal. Está equipado con restaurantes, bares, casinos, sex shops, diferentes salones eróticos y zonas 100% nudistas. Además contará con piscinas donde el short y las bikinis serán opcionales. Toda una experiencia donde no faltarán las propuestas picantes y sensuales.
El CEO de Original Group, Rodrigo de la Peña, explicó al diario "Miami Herald" que será una aventura única que marcará a sus pasajeros. "Estamos encantados de llevar al mar nuestros más de 30 años de experiencia en la creación de atmósferas sensuales para adultos. No tenemos ninguna duda de que el crucero cambiará la vida de quienes lo prueben, refirió.
Pese a que falta más de un año para que el crucero sexual emprenda su viaje, ya se pusieron a la venta los primeros pasajes. Y como de un viaje de lujo y placer se trata, los tickets no son para nada económicos. De hecho, el camarote más barato cuesta 2.700 euros. A ese valor hay que agregarle los servicios adicionales que pueden contratar los pasajeros, en ese caso las vacaciones pueden llegar a costar más de 10.000 euros.
Pero así como hay actividades para los "open mind", no todo está permitido: por ejemplo, no estará permitido superar unos estrictos niveles de ruido después de la medianoche. También queda terminantemente prohibido que la tripulación mantenga relación con los pasajeros. En las zonas públicas y en los restaurantes habrá que ir vestidos. No se permitirá grabar en vídeo o tomar fotografías con tal de salvaguardar la privacidad de los involucrados. Y, la más importante, recalcan que ante una negativa a una proposición sexual no se debe insistir.
Lo cierto es que a falta un año para que zarpe el primer crucero sexual, la compañía ya anunció que hay otra edición prevista para 2018. De todos modos, avisaron que si el viaje de 2017 es un éxito de ventas se plantearán la posibilidad de llevarlo a cabo anualmente.

Comentarios