Escenario
Martes 29 de Noviembre de 2016

Litto Nebbia: "No voy a decir siempre que está todo bien, si no sería de madera"

El músico dijo que "es difícil ver cuando una banda de rock se pone en un lugar cómodo". El domingo presenta dos discos en el CCK porteño.

Litto Nebbia no se detiene. Es capaz de sacar hasta cuatro discos en un año (ver aparte), tocar en formato power trío con dos músicos jóvenes y poco conocidos y, como si fuera poco, no se calla nada. "Es difícil ver cuando una banda de rock se pone en un lugar cómodo", dice en esta entrevista y critica abiertamente a la música actual: "La música de hoy pareciera estar hecha para mover la gamba, una que sepamos todos. Yo siempre digo que todos buscan ser millonarios y delgaditos y la vida no es eso". En diálogo con Télam, el músico se refirió a su propia obra, su metodología de trabajo y analizó el panorama actual de la escena musical, en la previa de un show importante de cierre de año que ofrecerá el 4 de diciembre, en la Ballena Azul del Centro Cultural Kirchner (CCK) de Buenos Aires, con entrada libre y gratuita, acompañado de Daniel Homer, Leopoldo Deza, Daniel Colombres y Gustavo Giannini. Lo dicho, Nebbia no se detiene, ni un ratito.

—¿Qué lo motiva a mantenerse tan activo, editar tantos discos tan disímiles, a pesar del paso de los años y el cambio en el consumo musical?

—Si sos un apasionado, tenés una posibilidad artística y estás bien de salud y deseo, ¿por qué no hacerlo? Lo que no entiendo es a esos artistas que están cinco años sin sacar un disco. Sin ofender a nadie, ¿qué hacen en esos cinco años?

—Usted lo naturaliza, pero entenderá que no es común eso.

—Creo que está muy tranquilo el movimiento. Hay mucho business, mucha comodidad. Ojo, tampoco hay una obligación que uno tenga que ser súper creativo hasta que se muera. Hay tipos que se pasan la vida tocando el mismo sonido y las mismas canciones. Lo que pasa es que el rock es la música joven que abrió las puertas a la fusión, por eso es difícil ver cuando una banda de rock se pone en un lugar cómodo.

—¿Cómo ve el panorama musical?

—Creo que el nivel general bajó porque la mayoría de las cosas que pasan por los medios de mayor penetración son cada vez más parecidas. La música de hoy pareciera estar hecha para mover la gamba, una que sepamos todos. Yo siempre digo que todos buscan ser millonarios y delgaditos y la vida no es eso. Si una persona escucha sólo lo que pasan en la radio, va a saber sólo cuatro canciones y se va a perder un montón de música.

—¿Qué puede hacer un artista contra eso?

—Yo voy a tocar a muchos lugares a donde no llegan otros artistas y muchos me van a ver sólo porque saben que soy famoso, me vieron en la televisión, o algo así, pero no conocen mi música. Entonces, esa gente, después de verte actuar, luego se acerca y te consulta en qué disco está tal o cual tema, y compra los discos. Es decir, la necesidad de buena música, como la de tener techo, comida, vestimenta, está en todos. Sólo hay que buscar la manera de divulgar. Hay que salir a tocar a esos lugares.

—Muchos jóvenes reaccionan de manera negativa cuando escuchan que la música no es tan buena como antes. ¿Qué opina al respecto?

—El adolescente necesita sentir propiedad de su tiempo, entonces sigue a una banda y cree que es la mejor del mundo. Hay una cosa de pertenencia afectiva, te representa esa banda sin importar cómo suena, pero eso responde más a un fenómeno social. No vale la pena entrar en polémicas. Sí es necesario abrir el panorama y escuchar más música. Hay jóvenes que tienen avidez por buenas músicas, pero no encuentran donde oirla y difundirla.

—Para "No hits" rescató el tema "Yo no permito", de 1985. Pareciera que los obstáculos son siempre los mismos.

—A veces me doy cuenta que las cosas de las que hablaba siguen sucediendo. Como si quisieras hacer algo y hay gente que no te deja hacerlo. Los medios monopólicos son muy bravos, primero te rechazan y luego te ignoran. Si no tenés un buen destino y un poco de fuerza, podés llegar a desaparecer.

— A pesar de eso, usted cuenta con el respeto generalizado de los músicos. ¿A qué lo atribuye?

—Creo que es conducente con la manera en que uno se dedicó a esto. A veces soy un tipo chinchudo con algunos comentarios, pero eso mismo me hizo ganar un respeto. No voy a decir siempre que está todo bien, si no sería de madera.

Comentarios