Edición Impresa
Lunes 26 de Enero de 2015

Lilita y los peronistas

Elisa Carrió estaba de gira por el sur de la provincia de Buenos Aires, acompañada por un grupo de colaboradores, y en una comida coincidió con Héctor Olivera, el director de la memorable “No habrá más penas ni olvido”.

Elisa Carrió estaba de gira por el sur de la provincia de Buenos Aires, acompañada por un grupo de colaboradores, y en una comida coincidió con Héctor Olivera, el director de la memorable “No habrá más penas ni olvido”. Cuentan que en un momento, mientras conversaban sobre los temas que preocupan a los argentinos por estos días, la diputada le contó a Olivera que una de las escenas que más recuerda de esa película es cuando uno de los personajes dice: “Yo soy peronista, no me meto en política”. Parece que la ironía de Lilita provocó risas generalizadas entre los comensales, que después ese momento de jolgorio se dedicaron a escuchar una larga exposición de la legisladora sobre la situación del país. Al menos dejó de lado ese por un momento rictus grave que suele caracterizarla.

Un fanático del indie pop

Cuentan que un funcionario de alto rango de la Nación, perteneciente al área del ministerio de Economía, es un fanático de la música que se identifica bajo la etiqueta de indie pop. Tanto que hace unos días lo vieron entre el público que asistió a un pub de la Capital Federal para presenciar un show realizado por músicos porteños en homenaje a Belle&Sebastián, un grupo de culto del indie originario de Escocia. Parece que el hombre, un secretario de Estado y melómano declarado con pasado como DJ, es un auténtico fanático de esa banda.

Caballos para el presidente chino

En medio de la conmoción que causó en el país la muerte del fiscal Alberto Nisman, se conoció la noticia sobre el regalo que la presidenta de la Nación le hizo a su par de China. Se trata de un lote de caballos argentinos, que Cristina Fernández de Kirchner envió a Xi Jinping en estos días. Los ejemplares que mandó la mandataria son dos puros de la raza polo argentino, un padrillo de la raza silla Argentino y dos más de raza criolla. El envío se hizo desde Ezeiza con destino final en Beijing y en la Casa Rosada se afirmó que el gesto de la jefa de Estado con el presidente chino “afianza aún más” las relaciones bilaterales entre ambos países.

Comentarios