Economía
Viernes 14 de Octubre de 2016

Lifschitz reiteró que sin ayuda de la Nación no habrá bono de fin de año

Dijo que "ninguna provincia" tiene previsto otorgar un plus salarial a sus empleados. Gremios reactivan las protestas.

El gobernador Miguel Lifschitz, volvió descartar ayer la posibilidad de otorgar un bono de fin de año a los trabajadores del sector público, a no ser que el Estado provincial reciba ayuda de la Nación. También aseguró que "ninguna provincia" del país tiene previsto otorgar un plus salarial a sus empleados.

El mandatario abrió el paraguas frente al anuncio realizado el miércoles por el gobierno de Mauricio Macri sobre una compensación de mil pesos para jubilados que cobren el haber mínimo y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

Junto con la eximición de pagar el impuesto a las ganancias sobre el medio aguinaldo de hasta 15 mil pesos, esos bonos fueron la prenda de negociación para que la Confederación General del Trabajo (CGT) archivara la decisión de ir a un paro nacional. Pero más allá de ese acuerdo, la presión por una mejora de fin de año sigue entre los empleados de los sectores público y privado.

Lifschitz ya le había cerrado la puerta al bono hace unas semanas, cuando se instaló a nivel nacional el reclamo por un refuerzo salarial, sea por vía de un extra o por la reapertura de paritarias.

"Nosotros no lo tenemos presupuestado, no está dentro de las previsiones, creo que ninguna provincia lo tiene previsto, vamos a tratar de dar ayudar a sectores sociales más postergados pero difícilmente podamos atender este tipo de demandas", repitió ayer.

La Casa Gris ya recibió el reclamos de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) para otorgar bono de 5 mil pesos, mientras que los maestros nucleados en Amsafé y los empleados nucleados en ATE Rosario presionan para que se reabran las paritarias.

Ayer, la Federación Santafesina de Trabajadores Municipales (Festram) lanzó un paro en todos los municipios y comunas de la comuna para la semana próxima en reclamo de que se reabra la paritaria (ver aparte).

En el marco del llamado "diálogo social", es probable que el gobierno nacional discuta un bono para los empleados públicos nacionales, mientras que los privados intentarán un acuerdo con los empresarios. Entre las provincias, el único gobernador que manifestó hasta ahora su decisión de otorgar un bono a sus empleados fue el salteño Juan Manuel Urtubey.

Por otro lado, Lifschitz dijo ayer que no observa "señales de alarma en términos de conflictividad social" que proyecten un fin de año complejo.

El gobernador señaló que "si bien hay situaciones difíciles en determinados sectores, me parece que la expectativa positiva ayuda a que se pueda transitar ese tiempo sin mayores conflictos".

Además, dijo que la economía santafesina tiene "buenas perspectivas" pero "está sufriendo las consecuencias de un año que ha sido difícil por la recesión, la caída de consumo, los problemas climáticos en abril que impactaron fuertemente sobre las economías regionales y los procesos económicos de retracción, de liberalización de exportaciones que han afectado a distintos sectores".

"Somos moderadamente optimistas; la expectativa es positiva porque hay una fuerte recuperación del sector agrícola y agropecuario, que se percibe en otros rubros de la economía, sobre todo la industria, los servicios y el comercio y, por otro lado, la obra pública que en nuestra provincia se está desarrollando en una magnitud muy importante, inédita en las últimas décadas, sumado a la inversión de la Nación que esperamos que empiece a tomar ritmo a partir del año que viene, seguramente van a tirar para arriba a la actividad económica y el empleo", se explayó.

Comentarios