Docentes
Jueves 21 de Julio de 2016

Lifschitz le bajó el pulgar a la reapertura de las paritarias a estatales y docentes

El gobernador dijo que no hay margen para discutir en el corto plazo otra suba de sueldos, ya que bajó la recaudación y la actividad económica.

El gobernador Miguel Lifschitz le bajó el pulgar a la posible reapertura de las paritaria para lo que resta del año como ya reclamaron los gremios estatales y los docentes nucleados en Amsafé. El jefe de la Casa Gris fundamentó su rechazo al planteo gremial por la baja en las transferencias de coparticipación a nivel nacional y la caída de la actividad económica. De todos modos reconoció que la inflación no disminuyó como había estimado el gobierno de Mauricio Macri en el segundo semestre del año y que eso impacta en los asalariados.

   De allí que sugirió que una salida para destrabar el conflicto sería un aporte de la Casa Rosada, "como se hizo a comienzos de año para que comenzaran las clases" mediante un aumento del Fondo de Incentivo Docente (Fonid) y el incremento de transferencias a jurisdicciones en crisis.

   En sintonía con la posición esgrimida días atrás por su ministra de Educación, Claudia Balagué, quien había descartado reabrir paritarias en el corto plazo con los docentes; el gobernador amplificó esa postura política.

   En declaraciones a La Ocho el mandatario provincial señaló: "Los presupuestos de cada año se aprueban a fin de año con previsiones para el que sigue con estimaciones de suba de la recaudación y la verdad es que venimos mal".

   "En lo que va de año —continuó— cayó la coparticipación del impuesto a las ganancias por al aumento del mínimo no imponible, hay menos transferencias a las provincias por retenciones que bajaron en las alícuotas y otras se eliminaron como a la minería, hubo cambios en el sistema y bajó el IVA por la menor actividad económica", enumeró.

   En ese marco, Lifschitz aseveró: "Estamos complicados con el pedido (de reapertura de paritarias). No veo perspectivas en el corto plazo de reabrirlas en Santa Fe".

   De todos modos, el gobernador agregó: "Asumo que la inflación afecta a los trabajadores, y que el alza de precios no se detuvo en el segundo semestre como proyectaba el gobierno nacional".

   En ese marco, Lifschitz dijo estar "a la expectativa, viendo qué pasa a nivel nacional. De todos modos, hay que tener en cuenta que los trabajadores en estos meses han tenido el aguinaldo y cobraron una parte adicional de los aumentos acordados en febrero".

   Consultado sobre la fórmula que podría adoptarse para evitar un conflicto con estatales y docentes, ya que sus líderes han reclamado aumentos adicionales para compensar la inflación, el gobernador le tiró la pelota a la Nación.

   "Hay que buscar la fórmula, una opción sería lo que ocurrió a comienzos de año cuando el gobierno nacional hizo un aporte para que las clases puedan comenzar con normalidad", deslizó.

   La respuesta del mandatario provincial apuntó a dejar en manos nacionales la resolución de un posible e inminente conflicto con los gremios, que ya amenazan con medidas de fuerza para la segunda mitad del año ante la falta de respuesta positiva a su reclamo.

   En la Casa Rosada ya habían puesto reparos a comienzos de 2016 para homologar paritarias por encima del 25 por ciento que fue la inflación proyectada en un primer momento.

   Luego, la gestión de Cambiemos tuvo que aceptar acuerdos entre gremios y patronales de hasta el 35 por ciento, desdoblada y con plazos extendidos. Hasta ahora ningún funcionario del macrismo se mostró abierto a avalar una reapertura de paritarias en lo que resta del año.


Comentarios