Miguel Lifschitz
Jueves 26 de Mayo de 2016

LIfschitz dijo que "se hará un esfuerzo económico adicional" para ayudar a municipios y comunas

Lo anunció el gobernador Miguel LIfschitz. Los fondos provendrán de obras menores y servirán para la reparación de caminos rurales y accesos afectados por la emergencia hídrica.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, anunció esta mañana en conferencia de prensa un Plan Integral de Emergencia Hídrica, a través del cual la provincia girará la totalidad de los fondos de Obras Menores a los municipios y comunas, para priorizar la recuperación de los caminos afectados.
"La provincia realizará un esfuerzo económico adicional para normalizar la totalidad de los proyectos pendientes, de manera que estos recursos sirvan para realizar obras en sus localidades que tienen que ver con reparaciones de calles, calzadas, pavimentos, enripiados y también para disponer de más recursos a la hora de atender las distintas demandas que van a tener durante estos días", señaló el gobernador.
"El plan pasa fundamentalmente por un trabajo conjunto con municipios y comunas", explicó Lifschitz.
"Hemos tratado de responder desde el primer momento estando cerca de los intendentes y presidentes de comuna de cada uno de los departamentos. Llevamos invertidos aproximadamente unos $ 600 millones en lo que va del año en reparar daños producidos por la emergencia o en colaborar con intendentes, presidentes comunales y con organizaciones del sector productivo para ir paliando los efectos de las intensas precipitaciones", dijo el titular de la Casa Gris.
"Desde octubre del año pasado a esta parte se han tenido situaciones climáticas en distintos lugares durante estos seis meses", y recordó que lo más grave es lo que "ocurrió en el mes de abril, con casi 25 días corridos de lluvias muy intensas, lo que obligó a extender la emergencia a la totalidad de todos los departamentos declarando zona de desastre a muchos de ellos, por las consecuencias que tuvieron estas precipitaciones muy poco habituales", explicó Lifschitz.

Comentarios