la_region
Jueves 12 de Enero de 2017

Lifschitz dijo que convocarán a expertos hidráulicos y climatológicos

El gobernador admitió que esta crisis hídrica no estaba prevista, y que los pronósticos fallaron porque hablaban de una sequía por La Niña

El gobernador de la provincia Miguel Lifschitz admitió ayer que no se contaba con información climatológica previa que advirtiera de la grave situación que se vive por estos días en varios departamentos santafesinos por las intensas lluvias y que se tomarán cartas en el asunto de inmediato.

"No teníamos anticipo de esto. Se venía hablando en los últimos meses de 2016 que este iba a ser un año de seca, preocupaba que iba a haber poca agua para la producción. Nos preparábamos para eso, que íbamos a entrar en el fenómeno de La Niña, pero fallaron esos pronósticos", reconoció el mandatario en declaraciones radiales.

Por eso en los próximos días habrá una convocatoria a "expertos no solo de la provincia, sino del resto del país en temas climatológicos e hidráulicos, porque las condiciones del clima solo están cambiando y el régimen de lluvias también, por lo tanto necesitamos de manera urgente pensar cómo prevenir este tipo de fenómenos", anticipó el mandatario.

Lifschitz recordó que el viernes pasado se comunicó con el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, quien "ofreció ayuda de emergencia,pero le dije que Protección Civil de la provincia, más las fuerzas de seguridad estábamos resolviendo la situación". Agregó que "de todos modos, en los próximos días haremos llegar a Nación un informe con perdidas económicas totales, para requerir la ayuda que sea necesaria".

Lifschitz adelantó que se exigirán medidas de fondo: "Acá hay que tomar el toro por las astas. Vamos a pedir que se trate a nivel nacional el seguro agrícola, para que los productores puedan estar asegurados frente a una contingencia climática cono la actual. Esto requiere de una estrategia nacional pero es un tema que se viene conversando y que vamos a volver a poner en agenda".

"Otro tema muy importante es ampliar el Fondo de Emergencia nacional. Hasta el año pasado eran solo 500 millones de pesos para todas las emergencias que se produjeran en el país en todo el año. Es un cifra exigua", cuestionó el gobernador.

El titular de la Casa Gris también envió un mensaje a los presidentes comunales de las zonas más afectadas y que "se queden tranquilos que van a contar con todo el apoyo del gobiernos provincial".

Además, recordó que en 2016 "hemos puesto en marcha obras hidráulicas en la provincia por más de 1.700 millones de pesos. No hemos podido avanzar más rápido por el tiempo que lleva elaborar proyectos, definir cuencas, lanzar licitaciones. Pero para 2017 tenemos prevista una inversión que triplica lo de 2016".

La odisea de Pueblo Marini

"En dos meses cerraré", afirmó el jefe comunal de Pueblo Marini, Gerardo Piombo, quien detalló que llovieron 600 milímetros en dos días, y que de los 255 habitantes que tiene la localidad sólo quedan 140. En declaraciones a un matutino porteño, explicó que su pesimismo se basa en la extinción de su fuente de recursos: los tambos, ya que las inundaciones del año pasado y la que sufre actualmente significaron el cierre de unos 26 establecimientos, quedando apenas una docena. "No hay más de qué vivir", se lamentó.

Pueblo Marini está en el departamento Castellanos, muy cerca del límite con Córdoba y a unos 50 kilómetros de Rafaela, en el corazón de la cuenca lechera. "¿Qué podemos hacer? Esperar que no llueva más. De los tambos en pie, seguramente no quedará ninguno. Acá vivimos de eso. Sin esa producción no hay más entrada de recursos", relató.

Rodeos bovinos

El Senasa anunció que "se adecuó la aplicación de normativas y autorizó realizar movimientos de hacienda bovina desde los establecimientos afectados" por inundaciones hacia "lugares más seguros". En la provincia, se aplica en los departamentos San Cristóbal, La Capital, Castellanos, Las Colonias y parte de San Martín.

Comentarios