Policiales
Jueves 17 de Noviembre de 2016

Licitarán tecnología para un nuevo modelo de control del delito urbano

Mañana el gobierno abrirá los sobres para la compra de material informático que conectará a una central y en tiempo real a patrulleros y comisarías

Una delegación del gobierno provincial examina por estos días los modelos de análisis del delito que utilizan las policías de España, Francia e Israel para decidir ajustes al sistema que se implementa en Santa Fe. La búsqueda cierra un trámite licitatorio puesto en marcha en octubre con un presupuesto de 69 millones de pesos y cuyas ofertas se abrirán mañana en Rosario. El concurso busca herramientas informáticas para integrar con eficiencia los datos disponibles en la provincia a fin de mejorar la persecución delictiva.

El esquema se complementa con una segunda licitación para adquirir 400 móviles, de los cuales la mitad estarán equipados con computadoras de última generación, algunas con lectores automáticos de patentes de autos. Esta compra suma a la primera unos 250 millones de pesos en seguridad. Los sobres de estas ofertas se abrirán el jueves 24 de este mes.

En la calle. El nuevo sistema de seguridad procura que el policía que esté en una patrulla pueda operar con un equipo de comunicación inteligente y georeferenciado donde la información de los incidentes puedan llegar en tiempo real a una central de operaciones. Para eso el uniformado consignará su actuación en un formulario electrónico que podrá ser completado incluso mediante órdenes de voz luego transformada en lenguaje escrito evitando pérdida de tiempo.

Todo ésto, que parece ciencia ficción para Santa Fe, ya se aplica en Ecuador y Chile. Allí el modelo transfiere los datos en tiempo real a una central que en Rosario se llamara Observatorio de Comando Operacional (OJO, en referencia a que todo lo ve) que concentrará los datos en una base homogénea. A esa central también aportarán las comisarías, los centros territoriales de denuncias, las Fiscalías y el 911.

Ese macizo de datos son parametrizables. ¿Qué significa ésto? Que según la cantidad de eventos registrados en esa base se puede conocer en qué zonas y en qué horarios se producen las mayores frecuencias delictivas. Y así asignar racionalmente los recursos, en base a información de calidad y certeza en razón de lo que se sepa que pasa en cada una de las 74 cuadrículas en las que se divide Rosario según el plan de seguridad vigente (ver aparte).

La misión del gobierno provincial consiste en observaciones que se iniciaron la semana pasada en la Policía Central de Paris, siguió en el ayuntamiento Rivas de Vaciamadrid (municipio de 86 mil habitantes vecino a la capital española con un avanzado sistema de información policial) y abarcó también a la Policía Nacional de España.

Para prevenir. Lo que se observaron fueron sistemas de vigilancia predictiva que permiten a la policía saber de antemano dónde y cuando es probable que se produzca un determinado tipo de delito a fin de que puedan administrar sus efectivos de una manera programada. Es que la base de datos acopia informaciones en tiempo real y permite saber dónde hay más delito y hacia donde se desplaza cuando es atacado. Y eso puede hacerse en base a un esquema matemático que utiliza datos internos y externos a la policía.

"El punto clave de la reforma pasa por el control racional de la información. Nuestro desafío es pasar de un patrullaje tradicional, sin lógica estadística ni científica, a uno en el que toda la información criminal está reunida y rige toda la actividad. Todo el despliegue operativo tendrá que ver con las prioridades de datos que no se pueden adulterar ni fraguar. Antes podía haber picardías del jefe de una comisaría escamoteando datos de denuncias. Ahora cada llamado al 911, cada actuación policial o cada denuncia queda en una base que no permite la trampa", dice Martín Pullaro, subsecretario de Tecnología y Planeamiento del Ministerio de Seguridad que encabeza la misión en Europa.

Las policías de España y Francia expusieron cómo el trabajo se define en base a una acción proactiva. No esperar a que el delito ocurra sino poder anticiparlo. Esto no quiere decir que no se cometerán ilícitos pero sí que en base a la información, el número de hechos es reducible. ¿Cómo se hace el control? Aumentando la presencia en zonas críticas, con lecturas de mapas elaborados en tiempo real y contínuo.

Algunos de los elementos para manejar las nuevas herramientas informáticas Santa Fe ya los ha adquirido. Por ejemplo el sistema Tetra de comunicación encriptada que es inviolable a usos externos: es impensable que los delincuentes accedan a las frecuencias del Comando Radioeléctrico; también ya existe el sistema de alerta a la policía en aplicaciones de celulares para informar de un incidente, algo que se usa poco pero que los ingenieros aducen que se impondrá con el tiempo.

Computadoras móviles. En la licitación está previsto que haya dispositivos móviles de identificación en las patrullas. Los policías tendrán acceso (al menos dos patrullas por cada una de las seis comisarías distritales) a identificación de personas en la calle y reconocimiento de patentes de vehículos. En esa pantalla el policía puede saber en tiempo real las incidencias del auto que detiene (si tiene multas, pedido de secuestro, a quién pertenece, etc.)

La celebración acrítica de los sistemas tecnológicos de control del delito es muy riesgosa. No se puede disociar la tecnología del tipo de plan formulado y los recursos humanos que la utiliza. Algo que merece cuidado porque a veces la eficacia en las persecuciones tienen costos penosos. Al respecto, en Santa Fe se verifica un alza en las prisiones preventivas que presagian graves problemas en el sistema de alojamaiento de presos. Y a la vez crecen, según los informes de la Defensoría Regional de Rosario, los casos de uso desmedido y arbitrario de la fuerza policial.

"La tecnología es una herramienta apenas. Lo que importa es el modelo de seguridad con que se la usa y el factor humano", indicó Rolando Galfrascoli, secretario de Criminalidad del Ministerio de Seguridad.

madrid. Enviado Especial

Comentarios