Edición Impresa
Jueves 03 de Septiembre de 2015

Libros rosarinos como cabecera de playa

Más de veinte obras literarias de la ciudad y la región llegarán a los centros Cervantes de Brasil. De la iniciativa participan tanto editoriales públicas como independientes.

Una selección de una veintena de obras literarias locales y de la región formarán parte de un envío promovido por la Fundación Instituto Internacional de la Lengua Española (Fiile) a cada uno de los centros Cervantes de Brasil. El proyecto busca integrar un mapa de la lengua y la cultura regionales. Palabras del Sur, tal el nombre de la iniciativa, “es una invitación a los lectores brasileños, en especial docentes, investigadores y estudiantes de nuestra lengua, a compartir estas valiosas expresiones de nuestra cultura y la singularidad del español en su versión rioplatense”, señalan desde Fiile.
  “Si hacia finales de los años 90 sólo sobresalían en nuestro horizonte las editoriales pertenecientes al espacio estatal, acompañadas de un puñado de carácter independiente, hoy la realidad ofrece un panorama mucho más amplio, caracterizado por la diversidad de sellos y propuestas que incluyen en sus catálogos a un importante número de autores locales que de otro modo hubieran permanecido invisibilizados”, destaca el docente e investigador Rubén Chababo, quien ofició como asesor de la fundación en el el envío de los libors al vecino país.
 En su opinión “Palabras del Sur hace visible, con la selección propuesta, la singularidad de estas voces y de estos proyectos más allá de nuestra frontera nacional. Un intento por expandir aún más la riqueza de una lengua en su versión rioplatense que destella por su singularidad allí donde se la lea y allí donde se la hable”.
  Las obras seleccionadas (ver infografía) llegarán así a los centros Cervantes de Brasilia, Sao Paulo, Salvador de Bahía, Curitiba, Río de Janeiro, Porto Alegre, Belo Horizonte y Recife.
  Chababo valora la labor de los Estados provincial, municipal y nacional en tanto partícipes del mundo editorial pero también como soporte de la labor que llevan adelante las consideradas editoriales independientes que “han logrado constituirse en poderosas plataformas sin las cuales hubiera sido imposible escuchar la voz de estos nuevos tiempos, porque muchos de los autores que forman parte de sus catálogos logran auscultar y transmitir, a través de la singularidad de sus escrituras, el espesor de este presente vertiginoso, fugaz y extremadamente dinámico que caracteriza el cambio de milenio”.


Independencia

Rosario de un tiempo a esta parte ha logrado sortear la imposición de un catálogo desde afuera de su propia producción. Y en esa operación destacan las editoriales independencietes. “Son protagonistas de una sorprendente movida en el espacio cultural. En su mayor parte han sido impulsadas por personas pertenecientes a una generación joven que ha sabido entender que el éxito del proyecto va mucho más allá de la ganancia mercantil que se cifra en la venta masiva del producto: sin descuidar lo económico, uno descubre, al revisar sus catálogos, que la apuesta está basada en una verdadera confianza y en un reconocimiento a la producción local, ensombrecida u opacada tantas veces en el pasado reciente por la luz incandescente de Buenos Aires. El cuidado puesto en los diseños es una evidencia, entre tantas otras, de que estos proyectos visualizan a los libros como algo más que objetos de consumo”, resalta Chababo.
  Así, el envío incluirá “textos en los que las transformaciones urbanas, la emergencia de nuevas identidades, el surgimiento de nuevos sujetos y conflictos sociales, hábitos e imaginarios urbanos han impactado en lo temático pero también en la lengua, en el modo, con que se nombra lo nuevo”, explica Chababo.
  Integran la Fiile como socios fundadores el gobierno provincial, la Municipalidad de Rosario, la Universidad Nacional de Rosario y la Bolsa de Comercio. La fundación tiene como fin contribuir al estudio y la difusión de la lengua española y a su enseñanza como lengua extranjera. Su origen tiene estrecha relación con la realización en la ciudad del III Congreso Internacional de la Lengua Española, en 2004.
  Mediante la organización y la puesta en marcha de un instituto dedicado a la realización de estudios y al desarrollo de proyectos, la fundación ha definido intervenir en dos ámbitos diferentes pero complementarios. Por un lado, el estudio y enseñanza de la lengua, para abordar, desde la perspectiva académica y mediante la creación de un observatorio, aspectos tales como la enseñanza del español como lengua extranjera, la convivencia con otras lenguas (en particular con el portugués) y su relación con los procesos de integración regional.
  Y por el otro lado, crea un ámbito dedicado a lengua, cultura y comunicación, para diseñar y ejecutar proyectos destinados a aumentar la sensibilización social sobre los valores de nuestro idioma. Así, “el área se propone desarrollar proyectos referidos a la lengua en la cultura digital y en los medios de comunicación, y de manera prioritaria, proyectos destinados a ofrecer respuestas al creciente interés por el español en Brasil, Estados Unidos, China y otros países asiáticos, articulando las capacidades locales de dominio de la lengua con las de producción editorial y audiovisual”, se destaca desde la fundación.

Comentarios