Policiales
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Liberaron al único imputado de matar a una prostituta

El único imputado por el crimen de Sandra Ojeda, una prostituta cuyo cuerpo calcinado apareció en un descampado de Santa Fe el 5 de diciembre de 2014, recuperó la libertad tras pasar dos años en prisión preventiva, el plazo máximo de detención que puede tener un acusado. La medida fue dispuesta por el juez penal Eduardo Pocoví, quien ante la falta de pruebas por parte de la Fiscalía para elevar el caso a juicio oral y público, ordenó su liberación. De todas maneras Jonathan "Jona" R., tal como se identificó al sospechoso, seguirá procesado en la causa.

Sandra Ojeda tenía 22 años y la noche del 5 de diciembre de 2014 se dirigió junto a su hermana Cristina a la esquina de Blas Parera al 7600, en la zona norte de Santa Fe, adonde ejercían la prostitución. La versión de Cristina y de la propia Fiscalía indica que a las 21 el imputado pasó en auto por el lugar y llamó a Sandra para decirle algo. La chica le avisó a su hermana y a otras mujeres que "ya volvía" y partió con el presunto cliente. Cristina la esperó hasta la 1, pero Sandra nunca regresó.

Horas después Cristina le contó a su madre lo ocurrido y empezaron a buscar a Sandra en casas de familiares y amigos.Probaron ubicarla al teléfono y estaba apagado. Un día después la joven apareció violada, estrangulada y quemada en un descampado.

El hallazgo fue denunciado por el actual imputado. Jona hizo la denuncia en la subcomisaría 12ª, donde dijo que en el Camino Viejo a Esperanza y Alberti había un cadáver en llamas. Los uniformados fueron hasta allí con los bomberos que, tras sofocar las llamas, comprobaron que el cuerpo estaba carbonizado.

Pero Jona quedó detenido por sus contradicciones en el relato del hallazgo y días después terminó imputado por homicidio simple. Para la defensa, éste buscó a Sandra en un Ford Falcon gris pero no fue solo, sino con dos hombres que jamás fueron localizados. Con la chica en el vehículo fueron hasta el descampado y cuando descendieron esos hombres atacaron a Sandra mientras que el imputado fue golpeado y cayó sobre ella.

Esa versión no convenció a los fiscales Jorge Nessier y Cristina Ferraro, quienes pidieron la prisión preventiva de Jona. Incluso, cuando la apelación de la prisión llegó a la Cámara, la jueza Jaquelina Balangione ratificó la medida de encierro hasta que llegue el juicio. Pero dos años después, la falta de pruebas hizo que Jona salga de la cárcel.

Comentarios