Economía
Viernes 20 de Mayo de 2016

Ley antidespidos: una larga sesión en Diputados y el veto anunciado de Macri

Cambiemos le abrió el paso con su abstención. Buscó sacar el tema de la agenda y esmerilar a Massa. Los santafesinos votaron con disciplina

Entre muchos desenlaces posibles, al final fue Cambiemos el que dio un paso clave y desató una madeja enrevesada. En la votación por la ley antidespidos, el oficialismo se abstuvo ayer a la mañana, no rechazó ni aprobó el dictamen de mayoría, posibilitó que avance la propuesta del FpV, y dejó desairado al partido de Sergio Massa, que acarició la posibilidad de colocar su propio dictamen en consideración del pleno. Pero quedó en la puerta del paraíso.

El FpV y el Bloque justicialista consiguieron que su dictamen de mayoría prospere. Y fuera acompañado por 147 votos. Allí convergieron kirchneristas, peronistas, renovadores, bloques de izquierda, pequeños bloques provinciales, monobloques, y como curiosidad, dos de los cuatro integrantes del bloque del PS (Hermes Binner y la diputada bonaerense Gabriela Troiano estuvieron ausentes al momento de votar).

Por lo demás, 88 diputados se abstuvieron y hubo sólo 3 rechazos. Entre ellos, un emblemático diputado — empresario, Ignacio de Mendiguren, hombre clave en el armado del ex candidato a presidente que obtuvo más de cinco millones de votos en octubre de 2015.

La ley antidespidos, tal cual llegó desde el Senado, quedó sancionada, unos minutos antes del amanecer Y pasó al Poder Ejecutivo para su reglamentación, promulgación, o veto. Todos los boletos están puestos en esta última posibilidad.

Fue un largo mes de debate en el Congreso, entre ambas cámaras. El oficialismo miró preocupado como escalaba el tema. "Nosotros evaluamos el camino más corto para correr el tema (ley antidespidos) de la centralidad del debate", explicó ayer el Ricardo Spinozzi (diputado del PRO por Santa Fe) a La Capital. Y el camino más corto, entiende, consiste en que la ley quedara sancionada, luego quede a tiro del veto presidencial, y luego, la vuelta de página". Ahora, se ilusiona Spinozzi, sobrevendrá el agotamiento político de un tema, que fue "un éxito discursivo de la oposición, pero que no tiene relación efectiva con la realidad".

En las filas del PRO especulan que si la propuesta del partido de Sergio Massa conseguía imponerse sobre la del FpV, el debate "despidos — doble indemnización", hubiera continuado rebotando por el Senado (volvía la media sanción con modificaciones). Y desde ya, en los medios de comunicación.

Lo que no termina de decir el macrismo, aunque lo piensa, es que el aire de árbitro infalible y triunfador que vino exhibiendo el jefe del FR terminó por incomodar a la Casa Rosada.

Los 19 diputados por Santa Fe estuvieron presentes, con asistencia perfecta, en la sesión. Los seis del FpV — Marcos Cleri, Josefina González, Silvina Frana, Eduardo Seminara, Lucila De Ponti y Alejandro Ramos- votaron a favor de la ley. También lo hicieron Alejandro Grandinetti y Vanesa Massetani, del Frente Renovador, al igual que Alicia Ciciliani, del PS.

A Hermes Binner, se lo vio en la sesión hasta las primeras horas de la tarde de anteayer. Pero luego se ausentó, y no estuvo a la hora de votar el tema principal del día, la ley antidespidos. Algo parecido sucedió con Mario Barletta.

Se abstuvieron Ricardo Spinozzi, Gisela Scaglia, Ana Martínez, Lucas Incicco, José Núñez y Luciano Laspina (PRO), el radical Hugo Marcucci y la demoprogresista Ana Copes.

Comentarios