Economía
Viernes 13 de Mayo de 2016

Ley antidespidos pasa al miércoles pero con pronóstico reservado

Los bloques del FpV y el Justicialista, promotores del pedido de sesión especial, no lograron juntar quórum y se dilató el debate.

La ley antidespidos tendrá que esperar hasta el próximo miércoles; y su supervivencia no está asegurada. Los bloques opositores del FpV y el justicialista, promotores del pedido de sesión especial, no consiguieron ayer juntar el quórum y la sesión cayó, con unos 105 diputados presentes (de 129 necesarios).

Finalmente los operadores del macrismo negociaron y consiguieron convencer a una veintena de diputados de bloques opositores que habían comprometido sentarse y dar quórum, pero que sobre la hora cambiaron de actitud. Es el caso de media docena de diputados de origen sindical que militan en el Frente Renovador (Facundo Moyano, entre otros), y bloques más pequeños como el Partido Socialista, optaron sobre el final allanarse al acuerdo Macri-Massa, y así aportar a que la sesión se frustre.

Massa acordó una estrategia común con el oficialismo y se anotó como el ganador político de la jornada. Consiguió que sus diputados sindicales —aún habiendo, en algún caso, firmado el dictamen de mayoría— no concurran a la sesión. A la vez que consiguió que el PRO incorpore a la sesión ordinaria del próximo miércoles la "emergencia ocupacional".

La semana próxima, el FR buscará impulsar su propio dictamen, que califica en un lejano tercer puesto en cantidad de firmas, luego del presentado por el FpV y PJ, y del dictamen de Cambiemos, que apunta en sentido contrario al de mayoría, sobre todo en materia de doble indemnización. El dictamen del FR busca modificar la media sanción que llega del Senado, incorporando un capítulo para favorecer a las pymes, aunque manteniendo la doble indemnización.

La intervención de operadores del partido de gobierno generando un acuerdo político con Massa y bloques más pequeños (provinciales, PS, etc) abrió mayor incertidumbre respecto del desenlace de la próxima semana: no se descarta que la media sanción del Senado sea finalmente derrotada en Diputados, curiosamente a manos de muchos diputados que la promovieron, y venían defendiendo con uñas y dientes, hasta ayer nomás.

El poder de fuego del oficialismo sigue intacto, a la vez que la estrategia exitosa de la Casa Rosada de ‘kirchnerizar' la doble indemnización logró abortar una novedosa alianza opositora que se insinuó, pero que no se concretó.

Otra alternativa es que el sorpresivo bloqueo de los diputados que anunciaron su presencia y luego faltaron podría interpretarse como un gesto amigable con el oficialismo, y de toma de distancia del kirchnerismo, una postergación, pero no una cancelación definitiva de la doble indemnización. Todo es posible: cuando el oficialismo presiona, promete, negocia y advierte, la franja opositora ‘amigable', tiembla.

Comentarios