Ovación
Domingo 10 de Julio de 2016

"Les voy a decir a mis nietos que no hay como Central"

La charla luego giró en torno de su paso como jugador de Central. "Las primeras palabras que le voy a decir a mis nietos es que no hay como Central, sobre todo desde la pasión que vive y demuestra el hincha.

La charla luego giró en torno de su paso como jugador de Central. "Las primeras palabras que le voy a decir a mis nietos es que no hay como Central, sobre todo desde la pasión que vive y demuestra el hincha. Llegar a ese estadio y ver toda la gente te llena de motivación. Además, no hay clásico como el de Rosario. Para el hincha es algo distinto y lo vive con mucha intensidad", deslizó Tino.

—¿Te acordás cómo fue que llegaste a Central?

—Sí, lo recuerdo perfectamente. El 2 de diciembre de 2007, después de jugar contra Boca, tenía todo arreglado para ir a Veracruz de México. Pero la operación se cayó. Iba a volver a Lanús, aunque había escuchado algo de Central y quería cambiar de aire. En realidad jugar en un grande como Central. Incluso resignaba jugar la Copa Libertadores con el granate. Más allá de que acá venía a pelear el descenso y luego tuvimos altibajos, la verdad es que disfruté mucho jugar en el canalla.

—¿Cómo pensás que te va a tratar el hincha?

—Ojalá que bien. Tengo contactos con los compañeros de época. Vivo el día a día de Central. Pelear dos campeonatos con jóvenes con la identidad que le dio el Chacho me llena además de orgullo.

—¿Pudiste cumplir los objetivos en Central?

—Por suerte sí. Tenía un año y medio de contrato y gracias a Dios pude cumplir el objetivo. Fue duro pelear el descenso. Tuvimos muchos altibajos y debíamos pensar cada fecha cómo salía el rival. La verdad es que es preferible tener la presión de pelear un campeonato y no el descenso. Sobre todo un club grande como Central.

El técnico alabó el apoyo del club de Chañar Ladeado

Tino Ribonetto se refirió de lleno al presente. Por eso, hizo eje en el desafío de jugar la Copa Santa Fe. "En la Liga Interprovincial no hay como este club en cuanto a la infraestructura y apoyo dirigencial. Además, no cualquier equipo lleva 500 personas a Venado Tuerto un día de lluvia como nos pasó acá. Les pedí cuatro refuerzos a los dirigentes para estar a la par de Studebaker y los trajeron. Pudimos pasar de fase y nos chocamos con Sportivo Rivadavia de Venado Tuerto, que ya tenía otro nivel. Pero nos hicimos fuertes y ahora tenemos que jugar con Central", afirmó el entrenador de los rojos. En cuando al partido de hoy dijo: "Esto es fútbol. Somos realistas que estamos varios escalones debajo. La ansiedad y la presión de jugar en el Gigante puede jugarnos en contra. Pero somos 11 contra 11".

Comentarios