Rugby
Lunes 03 de Octubre de 2016

Leo Senatore analizó a Los PUmas: "Estamos con un bajón anímico"

El rosarino analizó la derrota de Los Pumas contra los All Blacks y lamentó las desconcentraciones que terminan costándoles los partidos. Señaló que la falencia está en lo emocional y que aspiran a cerrar el Championship con una victoria el próximo sábado.

Cuando Leo Senatore pisó la zona mixta del José Amalfitani, tras la derrota de Los Pumas con los All Blacks, no era ni necesario prender los micrófonos. La cara hablaba por sí sola. El octavo surgido en Gimnasia y Esgrima, sin embargo, intentó buscarle explicación a otra caída, aunque lógica, del conjunto albiceleste. Remarcó ese aspecto en el que vienen coincidiendo jugadores y cuerpo técnico: las distracciones están saliendo carísimas y se refirió a las expectativas para el partido del próximo sábado, con Australia en Twittenham, Londres, que marcará el cierre de esta edición del Rugby Championship. Pero ante todo, Leo sorprendió con una declaración: "Estamos con un bajón anímico". Lo que en otros momentos fue virtud hoy está algo golpeado. Y se nota. Afuera y adentro.

El partido del sábado con los All Blacks era "perdible" en los papeles. De hecho nunca pudo Argentina imponerse a los hombres de negro. Pero se habían ilusionado estos Pumas con dar el golpe histórico. Habían hecho una buena tarea en el partido en Hamilton (aunque el resultado haya cerrado 57-22) y soñaban con poder prolongar todo eso bueno ante su público y capitalizar por fin, de una buena vez, ese partido soñado. La gran diferencia entre Hamilton y Buenos Aires no fue el marcador (en Vélez fue 36 a 17 para Nueva Zelanda), sino el juego. Argentina resistió menos ante el poderío neocelandés. Mucho menos que lo que lo hizo del otro lado del mundo. Y a la media hora de juego ya caía por abultada diferencia.

Tres acciones inclinaron la balanza y pisotearon las ilusiones: en la primera el capitán Agustín Creevy ejecutó pésimamente un line, se la dejó servida a Nueva Zelanda y le abrió las puertas del primer try. Try y conversión. Minutos después, Tute Moroni quiso salir con una patada y lo bloquearon en el medio. Try y conversión. Acto seguido los All Blacks marcaron otro try (y conversión) de toda la cancha: 36 a 3. Entretiempo. "Sí, el partido se quiebra ahí, encima nos vamos al descanso con la cabeza baja, con poco ánimo. Realmente fue tremendo, parecía que se venía una avalancha. Por suerte en el segundo tiempo salimos con otra actitud, pudimos darlo vuelta (en el juego) teniendo la posesión, el territorio, pero ellos se pusieron duros en defensa y no pudimos quebrarlos pese a que tuvimos varias oportunidades, varios scrums en las cinco (yardas) que podían haber sido tries. Me voy con lo positivo del segundo tiempo, con la vuelta de página y la actitud", explicó Senatore.

—¿Cómo se recompone lo anímico cuando te vas al descanso con una ventaja tan grande?

—Es difícil, nos mirábamos, hablábamos de lo que estaba pasando. Si te desconcentrás o bajás la cabeza ellos te hacen tries. Así que había que darlo vuelta con otra actitud y creo que se vio eso en el segundo tiempo.

—En la previa con los All Blacks pensaban que era una buena ocasión para mejorar lo que se hizo en la última gira (caídas ante Nueva Zelanda y Australia, pero con una gran labor ante los hombres de negro). Pero no se dio...

—Duele mucho porque volvimos de una gira dura en la que nos marcaron muchos tries y tratábamos de revertir eso, con estos equipos te desconcentrás y te pasa esto, son cosas para madurar, para seguir aprendiendo. Venimos levantando y esperemos tener una buena semana y ganar el partido con Australia o por lo menos levantar el nivel.

—¿Les llama la atención la cantidad de tries que sufrieron en los últimos partidos?

—Sí, es una alarma que se prendió y seguimos trabajando. Así como se evolucionó en ataque por ahí tenemos algunas fallas en defensa pero se pueden mejorar, son desconcentraciones, no es algo sistemático. Bajamos la guardia en lo anímico.

—Al partido anterior con Nueva Zelanda en Hamilton lo viste desde afuera (cumplía suspensión). A este desde adentro. ¿Cuál fue la diferencia?

—Aprendimos. En Hamilton hicimos un buen primer tiempo, o regular digamos, porque nos marcaron tries porque nos desconcentramos y en el segundo salimos a jugar, a hacer la nuestra. Cuando nos hacían un try queríamos hacer la heroica. En cambio acá se vio un equipo que si bien fue golpeado en el primer tiempo trató de hacer foco en el juego y por momentos lo logramos.

—¿Cuál es la prioridad para el próximo partido que marcará el cierre en el Rugby Championship, el sábado con Australia?

—Me iría contento de este torneo si el partido que viene cambiamos ese primer tiempo que después nos condiciona el segundo. Salís a jugar teniendo que marcar muchos puntos y por ahí ya no te alcanza.

—¿Por qué les cuestan esos primeros tiempos a Los Pumas?

—Creo que es algo anímico, son momentos. Este equipo ha tenido momentos muy altos y hoy por ahí no está pasando por el mejor. Le ha ganado a Sudáfrica (en Salta), después nos caímos y ahora hay que levantarse.

—¿Qué hay que cambiar entonces?

—Lo anímico. Puedo ser reiterativo pero creo que hoy estamos con un bajón anímico que cambia todo. Cuando la actitud del equipo es positiva el juego mejora y se obtienen mejores resultados.

Para Los Pumas uno de los grandes desafíos en esta, la quinta edición del Rugby Championship (torneo de las potencias del Hemisferio Sur), era conseguir al menos dos victorias. Lograron la primera en Salta, a fines de agosto, histórica contra Sudáfrica. Fue la segunda sobre los Springboks y la primera en suelo argentino. Ganarle este fin de semana pasado a Nueva Zelanda era el gran sueño y aunque creyeron, los All Blacks les dieron a Los Pumas un golpe de realidad. Hoy ganarles a los mejores del mundo está lejos. Se viene Australia el sábado. Se trata de una posibilidad más terrenal que le puede dar a Argentina ese cierre que quiere, que ratifique el crecimiento de los últimos tiempos. No le queda mucho más al Rugby Championship. Poner la cabeza ahí, lo más concentrada posible, es el último esfuerzo.


A Londres en busca de Australia

Los Pumas partieron ayer a Londres para medirse el sábado con Australia, en el cierre del Rugby Championship 2016, sin Santiago Cordero ni Nahuel Tetaz Chaparro, quienes quedaron descartados por distintas lesiones tras el exigente encuentro frente a los All Blacks. Los rosarinos Leo Senatore y Jerónimo De la Fuente son parte de la lista en la que también se incluyó al Pumita (medalla de bronce en el último Mundial) de Atlético del Rosario Marcos Kremer.

Según informó la Unión Argentina de Rugby, "Cordero presentó un cuadro de alteración del sensorio en el pospartido inmediato" y Tetaz Chaparro una "subluxación de hombro".

La otra novedad en la lista del entrenador Daniel Hourcade es el retorno de Manuel Montero, ausente contra Nueva Zelanda por lesión.

A su vez, Los Pumas tuvieron el sábado a un acompañante de lujo, el rosarino Emiliano Boffelli, quien aún se encuentra recuperándose de una operación por rotura de los ligamentos cruzados de la rodilla izquierda.

Boffelli tenía todas las fichas puestas para ser convocado a Los Pumas pero sufrió la lesión jugando para Jaguares. Si bien Emi ya estuvo mirando otros partidos de Argentina desde afuera aseguró que "igual se sufre".

Dos triunfos es el objetivo

Los Pumas, que aspiran a ganar dos encuentros en este Championship, se impusieron a Sudáfrica en Salta por 26 a 24. Ya habían caído ante los Springboks por 30 a 23 y luego fueron derrotas con Nueva Zelanda por 57 a 22 y 36 a 17, y ante Australia 36 a 20. Si consiguen el objetivo de los dos triunfos será la primera vez en el torneo.

Comentarios