La ciudad
Sábado 08 de Octubre de 2016

Le robaron su implante coclear cuando esperaba el colectivo en el centro

Los ladrones iban en moto y se detuvieron frente a la víctima, de 44 años, a quien le apuntaron en la frente. El aparato no le sirve a nadie más que a él.

Para Fernando Ariel Russo la mañana de ayer fue fatídica. Sin embargo, los delincuentes que le robaron no consiguieron ningún botín de valor. El hombre, hipoacúsico, estaba esperando el colectivo para regresar a su hogar cuando dos personas le arrancaron parte de un implante coclear, un dispositivo que no le puede servir a nadie, salvo a él. No se pudo evitar el hecho a mano armada, a pesar de que varias personas se encontraban en la parada.

   Russo aguardaba el ómnibus, cerca de las 11.15 en pleno centro (Córdoba y Presidente Roca) cuando, frente a varios transeúntes, se detuvo una moto y uno de sus ocupantes lo apuntó con una pistola en la frente. Sin mediar palabra, le sacó el dispositivo ubicado junto a su oído y se marchó raudamente en el mismo vehículo. La víctima comenzó a gritar, pero fue en vano.

   Según contó su hermana Valeria, Russo regresaba de la rehabilitación a la que habitualmente suele concurrir debido a su patología y, para evitar ser abordado por ladrones, decidió caminar hasta una zona con mayor concurrencia de público teniendo en cuenta que, debido al feriado por el Día de la Virgen del Rosario, había menos gente en las calles.

   Tras caminar varias cuadras, llegó a la parada del micro y, al poco tiempo, apareció la moto. "Deben haber creído que tenía un auricular de alto valor", sostuvo Valeria y agregó que inclusive ayer por la tarde su hermano permanecía afectado. En efecto, se trata de una persona que además no puede expresarse normalmente, por lo que la situación fue más traumática todavía.

A la espera. De todos modos, su hermana era optimista porque, según le dijeron, en la zona del episodio hay cámaras de videovigilancia que podrían aportar algún dato. No obstante, brindó a La Capital un número de teléfono celular ante la posibilidad de que alguien pueda aportar algún dato: 155-857-137. "Y si los delincuentes se dan cuenta de que el dispositivo que robaron no les sirve para nada, hasta podría darles una recompensa si nos lo devuelven", añadió apesadumbrada.

   Russo, quien recibió rápidamente contención por parte de quienes vieron lo ocurrido, espera recuperar el aparato robado, que "es muy caro", marcó Valeria.

   El implante coclear es un producto sanitario implantable de alta tecnología que consiste en un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo.

Está compuesto de una parte interna y otra externa. Para la primera, se requiere cirugía con anestesia general o, en casos excepcionales, con anestesia local. La restante tiene un procesador de sonidos y una bobina.


Comentarios