Policiales
Viernes 09 de Septiembre de 2016

Le reducen la pena al partícipe de un crimen ocurrido hace tres años

La Cámara Penal modificó la imputación y Oscar Quintana fue penado como partícipe necesario del homicidio de Javier Nicoletto.

Oscar Alberto Quintana, de 36 años, había sido condenado a 8 años y 6 meses de prisión como uno de los autores del crimen de Javier Omar Nicoletto, ocurrido tres años atrás en una garita de colectivos de Empalme Graneros. Pero la sentencia fue apelada y ahora los tres camaristas penales que revisaron el fallo decidieron modificar la figura penal por la que fue acusado y le atribuyeron la de partícipe necesario, por lo que le redujeron la pena en seis meses.

   Nicoletto, de 43 años, recibió una puñalada mortal a las 2 de la mañana del 20 de noviembre de 2013 cuando estaba con un amigo en la esquina de Camilo Aldao y Juan José Paso; y murió 40 minutos después en el Hospital de Emergencias, adonde había sido trasladado en un patrullero del Comando Radioeléctrico.

   Según la reconstrucción judicial, ese día Nicoletto estaba junto a Marcelo Raúl J. cuando aparecieron en escena dos hombres a bordo de una moto negra de 110 centímetros cúbicos. El rodado lo manejaba Quintana, quien bajó del mismo y a los gritos llamó a las víctimas para que se acercaran a ellos. Su acompañante era Marcelo Fabián Aquino, que también bajó de la moto y le asestó a la víctima una puñalada en el pecho que le perforó el tórax.

Borracho. Quintana fue condenado el 19 de noviembre de 2015 por el juez Edgardo Fertitta y el fallo fue apelado por sus defensores. En la audiencia de apelación, la defensora oficial Claudia Beneite refirió que el hecho no sucedió como el condenado lo había señalado en su declaración indagatoria. En ese momento, Quintana había dicho que la noche del cruento episodio había estado en la casa de Marcelo Aquino con otro hombre identificado como G.B., lo que fue negado por éste.

   En su última declaración Quintana explicó que "no era consciente de lo que iba a pasar por cuanto conducía la moto de Aquino y él era el acompañante. Me bajé, después me subí y no me di cuenta de lo que Aquino había hecho. Estuve en la casa de él algunos días consumiendo cerveza y cocaína. No sabía que tenía diferencias con Nicoletto. El día del hecho fuimos en la moto a comprar cerveza a un quiosco que estaba a una cuadra y media. Yo estaba borracho y de repente salté de la moto, llamé a la víctima a los gritos porque eramos vecinos. Cuando Aquino se subió me dijo «le di con todo», pero me enteré al otro día que (Nicoletto) había muerto".

Testigos. Lo concreto es que los camaristas Carlos Carbone, Alfredo Ivaldi Artacho y Daniel Acosta ponderaron que "quedó claro que el conductor de la moto, lejos de tener una actitud pasiva o totalmente desvinculada del ataque que cometió Aquino, tuvo una conducta que avala la condena del juez Fertitta. Los magistrados valoraron los dichos de Marcos Raúl J. "Yo estaba con Nicoletto cuando apareció una moto. El acompañante era Gotita y el otro Quintana. Luego de apuñalar a Nicoletto dijo, «al que hable lo voy a poner», y después se fueron en la moto".

   A su vez, otro testigo indicó que vio a una moto oscura de 110 centímeros cúbicos con dos ocupantes que se detuvo en la escena del hecho. "El acompañante se bajó y llamó a los gritos a un muchacho que estaba en la garita del colectivo con el que empezó a discutir", explicó. Para los jueces no quedaron dudas de la intervención de Quintana en el crimen de Nicoletto y decidieron endilgarle la figura penal de partícipe necesario fijando la pena en ocho años de cárcel.


Comentarios