Edición Impresa
Jueves 28 de Mayo de 2015

Le pasaron la factura

A la Fifa le pasaron la factura. El tiempo y la justicia dirán si le llegó la hora de pagar por lo que se la acusa.

A la Fifa le pasaron la factura. El tiempo y la justicia dirán si le llegó la hora de pagar por lo que se la acusa. Más allá de la resolución final, el hecho de que la casa madre del fútbol haya estado en jaque por la ley y los ojos de toda la sociedad futbolera marcará un antes y después en cada movimiento que haga de ahora en más. El eje de la tormenta que sacudió con fuerza a la sede con base en Zurich es América. El continente en sí, con sus asociaciones o federaciones. Por ahora están todas salpicadas por la lupa de corrupción hasta que no demuestren lo contrario. La fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, pasó el bisturí en el negocio del fútbol, que dejó hace rato de ser un deporte. Y, a juzgar por sus ideales, está decidida a cortar por lo sano con mano de hierro. El fútbol argentino aportó lo suyo. Viene de hacer un papelón global con la suspensión de Boca-River por Copa Libertadores, y ahora se le sumó que hay tres criollos apuntados. Entre las cuerdas hay funcionarios ligados a la Fifa o a algunas de las organizaciones que la forman. Representantes de medios y ejecutivos de empresas de marketing. Banqueros e intermediarios. Un combo que podría pinchar a la pelota como nunca antes sucedió.

Comentarios