Policiales
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Le imputan la tenencia de un arma que pudo ser usada en un crimen

En el día de su cumpleaños número 43, Gustavo Daniel A. fue imputado de tenencia ilegítima de un arma de guerra y el juez Gustavo Pérez de Urrechu le dictó 40 días de prisión preventiva aunque no la cumplirá tras las rejas sino que deberá asistir semanalmente a la Oficina de Gestión Judicial o a la comisaría de su barrio para dejar registrada su firma, no podrá salir de la ciudad sin permiso y no podrá acercarse a los familiares y allegados de un joven de 16 años que fue asesinado el jueves de la semana pasada con un arma similar a la que le secuestraron a él cuando lo detuvieron.

En el día de su cumpleaños número 43, Gustavo Daniel A. fue imputado de tenencia ilegítima de un arma de guerra y el juez Gustavo Pérez de Urrechu le dictó 40 días de prisión preventiva aunque no la cumplirá tras las rejas sino que deberá asistir semanalmente a la Oficina de Gestión Judicial o a la comisaría de su barrio para dejar registrada su firma, no podrá salir de la ciudad sin permiso y no podrá acercarse a los familiares y allegados de un joven de 16 años que fue asesinado el jueves de la semana pasada con un arma similar a la que le secuestraron a él cuando lo detuvieron.

La resolución se tomó ayer en una audiencia oral y pública en la cual Gustavo Daniel A. estuvo defendido por la abogada Susana Zulkarneinuff y la acusación corrió por cuenta de la fiscal Gabriela Bassagaisteguy. La detención del acusado se produjo la tarde del lunes en el marco de la investigación del crimen de Kevin Aguirre, el chico de 16 años que hace una semana recibió un disparo en la espalda cuando iba a bordo de una moto conducida por su primo en Felipe Moré y Humberto Primo. Dos días más tarde, cuando una importante caravana se dirigía al cementerio La Piedad para darle el último adiós al adolescente, desde el propio cortejo y de las fuerzas policiales hubo disparos y el principal testigo del homicidio, identificado como Micha, no sólo resultó herido sino que fue detenido.

Allanamiento

Aunque Gustavo Daniel A. no quedó acusado por el crimen de Kevin, le imputaron la tenencia del arma. Al hombre, apresado por agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) al mando del comisario Diego Sánchez en una casa de Ecuador al 500, se le secuestró una pistola Taurus calibre 9 milímetros con 13 proyectiles y uno en la recámara. El arma será peritada para saber si fue la usada para matar a Aguirre.

Voceros de la investigación de la muerte del menor le atribuyeron al detenido la propiedad del búnker de venta de drogas donde se escondieron los asesinos de Kevin tras el hecho, vivienda que fue incendiada poco después por los vecinos del barrio y allegados a la víctima.

Olor narco

Detrás de la pesquisa por el homicidio de Kevin aparece un trasfondo narco. No sólo por la acusación que pesa sobre el hombre detenido sino también porque éste es hermano de un hombre apodado "Diente" y hijo de un tal "Caracú", sindicados narcos de la zona a quienes les atribuyen la propiedad de un búnker de Magallanes al 300 bis en el que fue asesinado en 2015 Rolando Mansilla, un chico de 12 años que trabajaba allí como soldadito y que estaba en la terraza del lugar cuando le dispararon desde la calle. El vendedor del lugar era su hermanito, de 10 años, que estaba encerrado desde afuera.

"Caracú" es el apodo de Miguel Angel A., quien desde hace tres lustros aparece como un narco de la zona donde mataron a Kevin. Los investigadores dicen que estuvo enfrentado a otros pesados de Empalme Graneros y Ludueña, como los asesinados Ariel "Gitano" Luraschi y Roberto "Tuerto Boli" Padilla. Y "Diente", uno de los hijos de "Caracú", empezó a ser nombrado en las crónicas policiales por sus vínculos con la barra brava de Rosario Central y como presunto dueño del búnker donde mataron al chico Mansilla.

Comentarios