Domingo 13 de Noviembre de 2016

Le dieron una patada en la cara que le causó una grave hemorragia y el árbitro no cobró nada

El público que estaba viendo el partido entre Gales y Serbia quedó paralizado tras ver la escalofriante imagen del jugador, que tenía su rostro cubierto de sangre

El partido entre Gales y Serbia por las Eliminatorias de Europa derivó en escándalo. Es que el mediocampista serbio Dusan Tadic recibió una terrible patada que le causó una importante hemorragia y casi le fractura la nariz, y el árbitro no cobró nada.
Tras la agresión que sufrió por parte del defensor galés Neil Taylor, el referí advirtió Tadic sangraba y debió parar el partido.
En ese momento el estadio galés quedó paralizado tras ver la escalofriante imagen del jugador, que tenía su rostro cubierto de sangre.
Embed
Después de que los médicos pudieron frenar el sangrado, el jugador se reintegró al partido que terminó empatado 1-1.

Comentarios