Policiales
Viernes 01 de Julio de 2016

Le dieron 13 años de cárcel por un homicidio

La pena recayó en Leandro "Pollo" Vinardi por el crimen de Sergio Pared, en febrero de 2013. En el juicio no quedaron claros los móviles del hecho

Leandro "Pollo" Vinardi, un hombre al que la acusación vincula a la banda de Los Monos, fue condenado a 13 años de prisión por el crimen de Sergio Pared, asesinado de un balazo en el pecho tres años atrás en la zona sudoeste de la ciudad. En el juicio oral en que se debatió la conducta penal del acusado, el fiscal Guillermo Corbella había pedido pidió 22 años de cárcel basándose en los testimonios que lo sindican como el autor del tiro mortal, mientras que el defensor Fausto Yrure requirió la absolución a raíz de que no había evidencias contra su cliente.

El mediodía de ayer los jueces Julio Kesuani, Gustavo Salvador y José Luis Mascali anunciaron que Vinardi recibió esa sanción penal por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y que los fundamentos del fallo se conocerán en los próximos días.

En la puerta. A las 7 de la mañana del 14 de febrero de 2013 Pared, de 50 años, esperaba a un proveedor frente a su almacén de Doctor Riva 2785 cuando pasó por allí un Chevrolet Astra negro con dos ocupantes. El conductor efectuó un único disparo con un revólver calibre 32 largo que le perforó el pecho y lo mató casi en el acto.

En el juicio se discutió uno de los controversiales detalles del caso. Vinardi había sido señalado en una rueda de personas por el testigo Brian O., quien lo incriminó en tres ocasiones pero 14 meses después se retractó. El fiscal sostuvo que el motivo de ese cambio se fundamentó en presiones económicas o intimidatorias. La polémica no pudo zanjarse en el debate porque Brian O. no pudo ser localizado para declarar.

Asimismo, Corbella intentó demostrar la extorsión que sufrió el testigo a partir de una escucha en la que supuestamente Ariel "Guille" Cantero, procesado como uno de los jefe de Los Monos, sugiere pagar 200 mil pesos para que el testigo clave cambie su declaración (ver aparte).

Pero esa no fue la única cuestión que marcó los contrapuntos entre el fiscal y el defensor. En la primera audiencia, Brenda Pared, una de las hijas del hombre asesinado, brindó un contundente testimonio que incriminó a Vinardi. "Escuché una explosión, salí a la calle, lo vi a mi papá arrodillado y a Vinardi que lo miraba desde la ventanilla del auto. Mi papá me decía «fue el Pollo». Nunca me voy a olvidar de su cara".

En el alegato final, los dichos de la testigo fueron ponderados por Corbella para acusar a Vinardi mientras que fueron cuestionados por Yrure. Entre los testigos, sólo Brenda dijo haber visto y reconocido a El pollo. Dijo que el acusado disparó desde un Chevrolet Astra negro cuya patentefue anotada por un vecino. "No había impedimento para que lo viera, según los datos de planimetría", sostuvo Corbella sobre un testimonio al que consideró "convicente".

Declaraciones. El fiscal también recordó los dichos de Ramona Acosta, la esposa de Pared, que no vio al tirador pero dijo que su marido agonizante acusó al "Pollo". También se basó en las declaraciones en sede policial y en Tribunales de Brian O., que acusó a Vinardi hasta que en noviembre pasado se desdijo alegando que había sido presionado por la familia de la víctima. También expuso como evidencia que Vinardi circulaba en un auto como el descripto en los testimonios.

Sin embargo, Yrure refutó lo dicho por Corbella. "Brenda nos mintió a todos en la cara", afirmó el defensor, y recordó las contradicciones de quien fue la única testigo que dijo haber presenciado el hecho. El letrado indicó que antes de la audiencia Brenda nunca dijo haber visto a Vinardi cara a cara. Destacó que su madre afirmó que la joven había salido detrás de ella, por lo que no pudo haberlo visto. Y afirmó que el primer vecino en salir a la calle tras oír el disparo —tampoco declaró en el debate— aseguró que el auto desde el que habían disparado ya estaba en pleno escape.

Contradictorios. "Nadie vio nada", dijo el abogado y remarcó las contradicciones entre distintos testimonios, especialmente los de Brian O. al que calificó como "uno de los dos testigos inventados" y lamentó que no fuera al debate. Yrure desestimó las denuncias por amenazas de la familia Pared contra Vinardi, sostuvo que el Astra no pudo ser visto por nadie ya que el vecino que salió a la calle primero no alcanzó a distinguirlo y descartó las vinculaciones de Vinardi con Los Monos: "Todos conocen la causa con más de 30 imputados de todos los colores y Vinardi no figura. Ni siquiera en las escuchas para favorecerlo en esta causa es mencionado".

En los alegatos finales, Vinardi pronunció las últimas palabras: "No maté a nadie, llevo dos años preso injustamente. Quiero volver a estar con mi familia, que es trabajadora. Soy inocente y no soy ningún mafioso ni nada".

Comentarios