la_region
Domingo 17 de Julio de 2016

"Le avisamos a Arssa sobre el humo en la autopista, pero no la cerraron"

Lo dijo el presidente comunal de Maciel, quien recordó que se advirtió del peligro a la concesionaria.

El fatal accidente múltiple que se produjo este viernes en la autopista Rosario Santa Fe abrió serios interrogantes sobre el comportamiento de la concesionaria Arssa frente a las contingencias climáticas que convirtieron a la doble traza en una trampa mortal. El presidente comunal de Maciel, Carlos Ramella, aseguró a LaCapital que desde la comuna se informó oportunamente a la empresa que administra el peaje sobre la presencia, desde la noche anterior, de una densa columna de humo que emanaba de un basural incendiado a la vera de la ruta, la que horas más tarde, mezclada con la niebla, impidieron la visibilidad a los camioneros y automovilistas.

"El vicepresidente comunal, Roberto Cañette, habló con la concesionaria la noche del jueves para avisar sobre el incendio y el humo, que habían empezado esa misma tarde", reveló Ramella, y opinó: "Algo tendrían que haber hecho, ya sin niebla era un peligro, pero después de la medianoche, la neblina y el humo fueron fatales".

El jueves por la tarde, el basural ubicado a la vera de la traza norte-sur de la autopista comenzó a arder. Aunque no pudo establecerlo fehacientemente, el jefe comunal dejó deslizar su sospecha de que podría haber sido intencional. "Tratamos de apagarlo durante todo el día, pero no se logró. Se llamó primero a Arssa y a la policía. A las 16, gente de la concesionaria estuvo en el lugar, y dijeron que se iba a hacer cargo de cortar la ruta", contó. Y abundó: "A las 21 volvimos a llamar para avisar que el fuego no se había podido extinguir a pesar de que trabajaron los bomberos. La verdad, pensamos que iban a cortar el tránsito, pero eso no ocurrió".

Choques fatales. En esas circunstancias, y cuando habían pasado apenas minutos de las 6 de la mañana del viernes, un camión embistió a otro en la parte trasera. En ese momento, la visibilidad era prácticamente nula. El primer rodado quedó sobre el cantero central de la autopista, el segundo se desplazó unos metros más y se estacionó sobre la banquina.

Pero casi media hora después se desató un choque múltiple que costó la vida de dos personas. Un camión más y seis vehículos menores, entre ellos una pick up y un utilitario, se estrellaron en el accidente fatal.

Algunos protagonistas que brindaron testimonio a este diario revelaron que en ningún momento se les avisó que había un accidente ni sobre la presencia de humo y niebla en el kilómetro 53, donde se produjo el siniestro. Incluso, cuando horas más tarde de producido el accidente un cronista de LaCapital fue al lugar, no se le advirtió tampoco que la ruta estaba cortada a la altura de Maciel por la tragedia, ni que había que desviarse, tomar la ruta 11, atravesar Maciel y volver a la autopista por Monje.

Sin maquinaria. Otro problema que dejó al descubierto la tragedia fue la falta de maquinaria para poder sofocar el incendio que se produjo en el basural, como consecuencia del prolongado conflicto que mantienen los municipales con la comuna de Maciel por el despido de dos empleados.

Ocurre que para poder apagar un incendio en un basural como el que ardió, no sólo hacen falta bombas de agua, sino también retroexcavadoras que remuevan los desperdicios para poder mojarlos en su totalidad y evitar que el fuego vuelva a encenderse y propagarse. "Necesitábamos palas mecánicas y regadores, pero no pudimos sacarlos por el piquete", lamentó Ramella, y reveló que finalmente lograron trabajar con una retroexcavadora alquilada.

Los trabajos para sofocar el fuego se prolongaron hasta las 14.30 de ayer, en que se habilitó nuevamente la autopista luego de estar cortada durante más de 32 horas, desde que se produjo el segundo accidente en la mano sur-norte.

En consonancia con lo informado por Ramella, y según consignó el diario digital Info Maciel, el capataz de la comuna de esa localidad, Daniel Gómez, reveló que los trabajos se hicieron con "retroexcavadoras, camiones y tractor alquilados, porque se mantiene el piquete y no pudimos sacar las máquinas. La Comuna de Gaboto nos prestó un regador para traer agua". El encargado dijo también que los bomberos voluntarios de Barrancas desistieron ayer de colaborar por la toxicidad del lugar y por tratarse de un basural a cielo abierto, el cual está prohibido por ley, informó el mismo medio.

Fin de una concesión. Mientras tanto, y tal como lo informó este diario en ediciones anteriores, el gobierno de la provincia continúa con el proceso para desvincular a Arssa de la concesión de la autopista.

Según explicó al ministro de Infraestructura y Transporte, José León Garibay, se avanza en tres ejes. El primero consiste en la evaluación de y las tareas para ver los términos de la culminación del contrato, para lo cual se pidió el apoyo (auditoría mediante) de la facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Rosario y de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional del Litoral, a fin de estudiar la salida legal y técnica del contrato. "Tenemos la información, pero necesitamos el aval de un tercero", afirmó el funcionario, y contó que se pidió un descargo a la concesionaria sobre distintos temas económicos y técnicos.

El otro eje pasa por la Dirección de Vialidad, que está trabajando para ver cuáles son los tramos más complicados para comenzar los trabajos de repavimentación de la doble traza. Y el tercero es la confección de un nuevo pliego de concesión. La repavimentación de la autopista se hará con fondos provinciales y del mismo peaje.

El funcionario confió que la concesión podría extinguirse a fines de agosto.

M. C.

Comentarios