Austral Construcciones
Miércoles 03 de Agosto de 2016

Lázaro Báez habló desde la cárcel: "No sólo Cristina, todos me usaron de forro"

Lo dijo Lázaro Báez en una entrevista que dio en la cárcel. Afirmó que la investigación se corta en él porque "no puede seguir para arriba".

El empresario Lázaro Báez, detenido por lavado de dinero, afirmó ayer sentirse "entregado" por la ex presidenta Cristina Kirchner, al tiempo que señaló que "todo el mundo" lo usó de "forro" porque pretenden que "el hilo se corte" con su acusación, durante una entrevista que concedió al portal Infobae en el penal de Ezeiza, donde se encuentra alojado.

"¿Usted siente que Cristina (Fernández de Kirchner) lo entregó?, le preguntó Infobae al contratista en uno de los momentos más picantes de la entrevista, a lo que Báez arremete: "No sólo ella, todo el mundo me usó de forro.

"Acá se limpiaron el culo conmigo porque el hilo se tiene que cortar en Báez. No puede seguir para arriba. Porque a mí no me dieron el volumen de dinero que dicen que me dieron. ¿Por qué no se publicó la auditoría que mandó a hacer Vialidad Nacional donde todas nuestras obras están correctas?", se interrogó Báez desde la cárcel.

el ex dueño de Austral Construcciones dijo que no es "ningún ladrón" y que durante las gestiones del kirchnerismo no le adjudicaron "ninguna obra por izquierda" sino a través de "licitaciones públicas en donde todo el mundo se podía presentar".

Al respecto, sostuvo que si existieron "retornos" por la adjudicación de la obra pública "está puesto en el precio del cual se licitó", por lo cual "hay que investigar a los que pusieron ese precio".

Señaló, en ese sentido, que "todos los que están la Cámara de la Construcción participaron en la fijación de los presupuestos de cada una de las obras que se ejecutaron", y remarcó: "Una vez que el presupuesto es oficial y el presupuesto está dentro del pliego nadie cuestiona ni condiciona el monto de la obra que ya está presupuestada a través de un preproyecto. ¿Quién miró eso? Nadie miro eso. Nadie quiso mirarlo".

"Toda la obra pública que se licitó del Plan Federal de Obra Pública durante el gobierno de Cristina se manejó con la Cámara de la Construcción. Ellos saben perfectamente. Aún más: se regionalizó la distribución de la obra pública, porque no querían que empresas como las nuestras vinieran a competir a Buenos Aires si no era en UTE (unión transitoria de empresas) que ellos mismos fijaban. Eso pasó.

Y el señor (juez Sebastián) Casanello no quiere investigar estas cosas", señaló.

Al respecto, sostuvo que la imputación de sobreprecios en la obra pública "no está en el expediente", sino que eso "se hizo mediáticamente porque mediáticamente es lo que nos condena socialmente".

Báez sostuvo incluso que no era el secretario José López quien "manejaba" la obra pública sino el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, e insistió: "Nadie quiere investigar esto".

"¿El presupuesto nacional quien lo aprueba? ¿Quién propone el presupuesto? El Ejecutivo nacional ¿Y quién participa en eso? El Ministerio de Planificación. ¿Quién dice dónde se tienen que construir las cosas? ¡El gobierno! Nosotros no somos los que elegíamos tal cosa.

No pagaba un café. Al ser consultado sobre las acusaciones sobre su rol como presunto testaferro de los Kirchner, el empresario lo rechazó de plano y remarcó: "¡Eso (lo dicen) porque no lo conocen a Néstor! Néstor no te soltaba una moneda. No pagaba un café. ¿Usted piensa que me van a dar la plata de ellos para manejar? No me haga reír".

"La fortuna de los Kirchner no la hicieron conmigo ni tampoco me la dieron a mí para que la maneje", agregó.

Luego aclaró que era amigo de Néstor, pero no de Cristina, y sugirió que durante la gestión de la ex mandataria "se gastó todo lo que tenía".

"Néstor sabía que tenía que generar una reserva de 100.000 millones de dólares. En cuatro años junto 57 mil millones. Cristina en cambio no pudo juntar ni 20 mil, algo pasó. Ella era la dueña de la verdad, no aceptaba sugerencias", cuestionó.

Báez asegura sentirse "condenado de antemano" y se queja de que los medios "no tomen la verdad" de su versión por "temor a que se destape una olla".

Comentarios