Escenario
Domingo 20 de Noviembre de 2016

"Latinoamérica, como todo joven, crece y comete errores"

El cantautor llega a Rosario a mitad de semana para ofrecer dos shows en City Center, donde presentará su nuevo disco "Buena vida"

Disfruto de subirme al escenario, por eso el disco lo hago para cantarlo en vivo, y ese proceso final de tocar las canciones en vivo me encanta, además de disfrutar la complicidad de tantos años con este público que me ha permitido hacer conciertos inolvidables".

Las palabras son de Diego Torres, quien llegará a Rosario con su Buena Vida Tour. En dos shows en City Center -los próximos miércoles y el viernes- el cantante y actor presentará su último disco, "Buena vida", testimonio de todo aquello que ha sido importante para él a lo largo de los años.

Al teléfono se lo escucha tranquilo y amigable, aunque a Diego Torres pareciera no alcanzarle las palabras ni el tiempo para contar todos los proyectos en los que anda. "Ya está empezando a sonar la versión en español con Rachel Platten de «Stand By You», la traducción es «Siempre estaré ahí», y es una canción hermosa", cuenta el músico. La canción, anteanoche la cantó junto a Platten en la ceremonia de los Grammy latino. Torres, además forma parte del elenco de "Casi leyendas", película a estrenar en marzo del año próximo, y sigue de gira por toda América Latina con su Buena Vida Tour.

—¿Qué significa o de dónde proviene la frase Buena vida?

—La frase tiene que ver con todo lo que encierra la vida, incluyendo lo malo, porque soy de los que piensan que en la vida hay alegrías y tristezas, se gana y se pierde. Buena vida tiene que ver con lo esencial y lo simple, como los afectos, la salud y tener estas cosas para poder trabajar. Estoy seguro de que cada uno tiene su manera de sentir y pensar qué es "buena vida". Además, es una frase que me acompaña desde hace mucho, desde los años '90, cuando fui por primera vez a Costa Rica. Ahí todos te dicen "pura vida", es una frase común del costarricense y me quedó. Cada vez que alguien me acerca un papel o algo para firmar siempre le pongo "buena vida", y a la hora de hacer el disco nuevo la frase me aparecía siempre? ¡era hora de usarla!

—¿Y con respecto al disco?

—El concepto tiene que ver con un disco que habla de la vida desde sus aspectos cotidianos; por ejemplo, la canción a dúo con Rubén (Blades), trata acerca de cómo vivir un buen domingo, recibiendo amigos en tu casa, cocinando... También hay canciones que tienen que ver con algo más profundo como "Iguales" o "La vida es un vals", donde hablo de la vida pero de manera más universal. En un momento me puse a escribir y a componer y ahí fueron apareciendo las canciones, y como un mapa o un rompecabezas fue a apareciendo el disco. Después voy buscando el título, que en mi caso aparece siempre al final, y hablo tanto de la vida desde diferentes aspectos que me pareció bueno llamarlo "Buena vida".

—En la letra de "Iguales" hablás sobre América latina y vos viajás mucho, ¿cómo la percibís en cada lugar que visitás?

—Latinoamérica es un continente que tiene su historia, sus buenos y sus malos momentos, creo que un es continente joven y que busca despertar; como todo joven está creciendo y comete errores... ¡espero que de algunos aprendamos! Pero yo la veo bien, en realidad el mundo entero tiene problemas, Latinoamérica tiene la posibilidad de armarse un futuro de acuerdo a sus condiciones y poder salir adelante. Tenemos que fortalecer los sistemas democráticos gobierne quien gobierne, administrar bien nuestros países, creer en nuestros pueblos. Toda América latina pasa por los mismos dilemas, tenemos que cuidar la democracia y tener una justicia independiente, que sea un medidor de un sistema que tenga contención y límites.

—¿Cómo fue el proceso de producción del disco?

—Empecé a trabajar y escribir las canciones solo y luego se sumó un montón de colegas en diferentes ciudades; el disco lo quería hacer con dos productores y entre los tres darle forma a los arreglos y a la idea general. Uno de los productores es argentino, Rafael Arcaute, con quien hice el disco anterior ("Distinto", 2010) y con el cual somos muy amigos; y Julio Reyes, que es un productor colombiano que vive en Miami. La verdad que disfruto mucho de todo el proceso, las canciones pegan y llegan a diferentes lugares.

—¿Cómo te repartís entre los viajes, las grabaciones, los conciertos?

—¡Ahora vengo con la agenda cargada! Estoy filmando una película y hay muchas cosas que me quedan para el año que viene porque este año no me dio tiempo. Pero por lo general trabajo en mi estudio en Buenos Aires, tengo horarios, sesiones de composición, de grabación, , pienso cómo quiero darle forma a las canciones, me siento a escribir en diferentes lugares; para este disco trabajé en Cuba, Buenos Aires, Miami y en Los Angeles y todas esas experiencias se van plasmando en el disco.

—La familia te extraña, seguramente...

—Por suerte tanto familia como amigos pasan por mi casa y yo les hago escuchar lo que estoy haciendo; es gente que te quiere y te dice la verdad, te dice qué le pasa con esas canciones y las van viviendo, siempre los tengo cerca. Además en mi familia se ha crecido y se crece con la música como estímulo y como lenguaje; como código de comunicación entre nosotros porque el que no toca el piano toca la guitarra, el que no canta actúa, y si no está el que baila... hasta a mi hermano que es médico le gusta cantar tango en sus ratos libres. Estoy disfrutando de esta linda familia que sigue dando artistas, cosa que tiene que ver con lo que nos crió mi mamá (Lolita Torres) que es el arte.

¿Cómo vivís la carrera de tu sobrina, Angela?

—Muy bien, estoy muy contento de todo lo que le va pasando a Angela, como tío siento mucho afecto y amor desde que nació y verla crecer me pone muy contento, lo que trato es estar cerca como tío, hablamos de música, hablamos de todo.

Y como padre, ¿te gustaría que tu hija siguiera tus pasos?

—No, no soy de esos tipos que quiere que siga lo mismo que el padre; me preocupa más en el caso de mi hija que sea feliz y que esté entusiasmada con lo que ella quiera hacer, en lo que ella elija y no en lo que yo quiera. La verdad, sólo deseo que sea apasionada siempre.

HHablando de lo bueno y lo malo y mirando hacia atrás ¿cómo ves hoy tu vida?

—Mirá, todos tenemos momentos buenos y momentos malos, tanto en el oficio o en la vida personal; no quiero hacer psicología, pero hay momentos donde tenés problemas o situaciones que te cansan y hay seguir adelante; nunca pensé en dejar mi carrera o en dejar lo que hago. Como músico y actor empecé con las dos cosas al mismo tiempo y así fui haciendo mi camino, ambas cosas me despiertan pasión. Aprendo a través de cada proyecto que encaro, sea una película o un disco, y me encanta poder desempeñarme en los dos oficios... así empecé y así voy a seguir. Tengo muchas cosas por realizar todavía, lo que sí es importante es estar bien, sanos, por suerte tengo mucho trabajo y mucho por aprender.

¿Cómo van a ser los shows en Rosario?

—Estoy muy contento de volver a Rosario después de muchos años. Los conciertos son un paseo por canciones de mis discos anteriores; tienen un momento con la banda a full para bailar y un momento más acústico con piano y guitarra. Es un público muy fervoroso.

La amistad es lo que cuenta

En marzo del año que viene se estrenará "Casi leyendas", una coproducción argentino-española con libro y dirección de Gabriel Nesci ("Días de vinilo", "Todos contra Juan") en la que Diego Torres junto a Diego Peretti y Santiago Segura interpretan a tres amigos que se vuelven a reencontrar después de muchos años, obligados a reunirse para volver a tocar en un grupo musical que estuvo a punto de ser famoso pero que por misteriosas razones nunca lo logró. "Es una comedia dramática, es una historia sobre los vínculos afectivos; de alguna manera la amistad te ayuda a destrabar conflictos", explicó Torres sobre la película. Completan el elenco Florencia Bertotti, Laura Fontán, y cuenta con las participaciones de Carlos Portaluppi y Rafael Spregelburd. En "Papeles en el viento" (2015) del director Juan Taratuto, Diego Torres también formó parte de una historia sobre el valor de la amistad, en un rol en que el afirmó sentirse muy identificado. "Tuve la suerte de que me llamaran para hacer el personaje de El Mono, el alma de ese grupo de amigos y que es quien los une, un tipo jovial y con energía que de un día para el otro le agarra una enfermedad y deja una hija; hubo muchas cosas que me unieron a ese personaje fanático de Independiente como era mi abuelo y de Avellaneda como era mi madre; es contemporáneo a mi edad y también tiene una hija; una película que me marcó", concluyó.

Comentarios